Enviar
Bancos se unieron oficialmente
Scotiabank absorbió Interfin

• Firma canadiense intenta posicionarse como líder del mercado regional

• Tarjetas y cheques con el logotipo de Interfin mantendrán su validez en el mercado


Wilmer Murillo
[email protected]  

El proceso que llevó a los bancos Interfin y Scotiabank a integrarse, logró culminar con éxito ayer, luego de que ambas firmas se fusionaron definitivamente tras un largo proceso de cambios.
La adquisición de Interfin por parte del megabanco de origen canadiense se produjo el 1º de setiembre del año pasado.
Sin embargo, el anuncio oficial se produjo ayer en la sede central en Sabana Norte, en donde la divisa roja y blanca de Scotiabank hizo su ostentación en una lucida ceremonia, presidida por sus principales jerarcas.
Los cambios de rótulos en las sucursales comenzaron desde el lunes 30 de abril y concluyeron con esta actividad, donde “hombres araña” cayeron espectacularmente desde la azotea del edificio principal para desplegar la nueva enseña.
La divisa roja y blanca la ostenta Scotiabank en América Latina, en donde este año llevó a cabo una política muy fuerte de adquisiciones.
”Con un 13% del mercado de crédito, aquí vamos a ver en los próximos dos años una revolución bancaria a nivel de los servicios que reciben los clientes”, señaló Luis Liberman, gerente general.
La integración busca en definitiva “construir el banco privado más grande del país”, dijo.
El megabanco planea ofrecer una mayor calidad en el servicio al cliente, mayor agilidad, más cajeros automáticos y por lo menos 15 nuevas sucursales.
Al anunciarse como una sola entidad financiera, Scotiabank de Costa Rica ya cuenta con más de 1.300 empleados, y desde ayer implementa un sistema informático que permitirá a los clientes tener acceso a una plataforma ágil que en el futuro permitirá interconectarse con otras oficinas de la cadena alrededor de 50 países.
“Es muy importante que los comerciantes recuerden que los cheques y las tarjetas de crédito y débito con el logotipo de Interfin mantendrán su validez y aceptación en el mercado, y que oportunamente se anunciará la forma en que se irán sustituyendo por los nuevos documentos de Scotiabank, agregó Liberman.
Los números de las cuentas (corriente o ahorros), los números de las tarjetas y los pines, permanecerán invariables, al igual que las condiciones de los contratos, por ejemplo, de los créditos.
El banco pretende impulsar una fuerte expansión en Centroamérica, confirmó por su parte Carlos Ortiz, gerente de la Arrendadora Scotia Leasing.
En ese sentido la nueva arrendadora permitirá que los pagos se realicen en cualquier sucursal, no habrá cambios en las operaciones activas, los números de teléfono se mantienen y las condiciones de los contratos no cambian”.
La banca patrimonial también recibirá un fuerte impulso con la creación de nuevas familias de fondos de inversión.
“Los clientes del mercado bursátil recibirán asesoría especializada a través del Grupo de Clientes Privados Scotia, los Centros de Clientes Privados Scotia y los nuevos sistemas para controlar y ejecutar las estrategias de inversión”, dijo Carlos Arias, gerente del Puesto de Bolsa.
Scotiabank es un banco enfocado a las personas, el cual promete ser más competitivo y mantener el liderazgo en el mercado local y regional.
Por ello en pocas semanas se planea sacar al mercado nuevos productos y servicios para las personas y empresas, adujo Amanda Velásquez, gerente de Mercadeo.
El megabanco canadiense adquirió Interfin en poco más de $300 millones, más una capitalización de $30 millones.
El Grupo Scotiabank fue creado en 1832 en Halifax, es una de las instituciones financieras más importantes de Norteamérica y es el banco canadiense con mayor presencia internacional.
Con 58 mil empleados en el mundo, el Grupo Scotiabank y sus empresas afiliadas atienden a más de 12 millones de clientes en alrededor de 50 países.


Ver comentarios