Enviar

El caos que reina en la ciudad de San José no ha movido a las autoridades nacionales y locales a aplicar el urbanismo para un desarrollo ordenado, útil y agradable para la gente

San José necesita urbanismo

La ciudad de San José no puede seguir creciendo en la forma caótica como lo hace. Es tan obvia la falta de urbanismo en nuestra capital que asombra la indiferencia con que los responsables de los gobiernos han visto el grave problema.
No hubo actuaciones en ese sentido ni por parte de los gobiernos nacionales ni de los locales para evitar que continúe ese desarrollo en total desorden, de manera que a la fecha el caos es total y muy preocupante. Y lo peor, los responsables no han pasado de hablar de estudios, la excusa con que se pospone todo aquí.
Un claro ejemplo de lo anterior es la construcción del nuevo edificio del Estadio Nacional, en el espacio público más importante de San José.
El maravilloso pulmón que es La Sabana para esta ciudad, adonde la gente puede ir a ejercitarse y estar al aire libre, está ahora seriamente amenazado por lo que será el funcionamiento del Estadio que, con su capacidad para 35 mil personas y una población acostumbrada a movilizarse en vehículos particulares a falta de aceptable servicio público, podría significar un nuevo caos que busque invadir los predios de La Sabana destruyéndola.
La Costa Rica que “cacarea” en el exterior su vocación ecológica, tiene, al interior, autoridades que han impulsado la construcción de una edificación como el Estadio Nacional actual sin prever los necesarios parqueos cercanos para solucionar el inevitable problema de estacionamiento que habrá.
Porque no caben ingenuidades como pensar que la gente dejará los carros en su casa para ir al Estadio caminando, en medio de la inseguridad que amenaza constantemente. No tenemos una población acostumbrada a esto ni hemos hecho nada para tenerla. Incluso se habla de colocar postes y plumas como si esto le solucionara al público la necesidad de parqueo.
Las ocurrencias de cualquier tipo no pueden tapar la evidente falta de urbanismo de que adolece la ciudad. El Estadio es apenas un ejemplo pero en todas partes reina el mismo caos. Parece que ya ni siquiera nos avergüenza vivir en total desorden y que los visitantes lo vean y sufran.
¿Cuándo tendremos un gobierno nacional y local que además de usar el tema en campañas electorales se tome en serio la responsabilidad de planificar y poner en ejecución un adecuado desarrollo de los espacios y los edificios en nuestra ciudad capital? ¿Un urbanismo que defina dónde pueden ubicarse las fábricas o las torres para telefonía celular?
¿Tendrán nuestras autoridades la capacidad y la voluntad para hacer esto, que es tan urgente?


Ver comentarios