Enviar
Mayoría de los grupos consultados por LA REPUBLICA aseguró no tener la información básica del acuerdo
Cunde desconocimiento sobre Petrocaribe

• Solo tres de los diez sectores entrevistados anunciaron su apoyo decidido a la iniciativa
• Costa Rica aspira a formar parte del plan de cooperación energética a partir de octubre

Danny Canales
[email protected]

A pocas semanas de la adhesión de Costa Rica a Petrocaribe, existe un gran desconocimiento en el país sobre el acuerdo de cooperación energético, mediante el cual Venezuela nos vendería el combustible a un precio descontado.
Sin embargo, son pocos los sectores que tienen un criterio formado sobre este plan.
Así lo constató LA REPUBLICA luego de consultar a los representantes de diez grupos empresariales, académicos y sociales.
El propósito del trabajo era conocer el nivel de respaldo que tiene el acuerdo petrolero en sectores representativos del país.
La principal conclusión del sondeo fue que la mayoría de los consultados no tiene la suficiente información en torno a la iniciativa.
“El punto más importante, por conocer de antemano con toda claridad, es si Petrocaribe tiene condicionamientos distintos a los de un simple mecanismo de financiamiento de la compra de petróleo”, comentó Jorge Corrales, presidente de la Asociación Nacional de Fomento Económico.
En el caso de la Unión de Cámaras, su presidente Manuel H. Rodríguez respondió que “el tema está pendiente de verse en junta directiva”.
LA REPUBLICA intentó conocer la posición de Roberto Dobles, ministro del Ambiente y Energía, sobre la falta de información con respecto a Petrocaribe, pero se nos dijo que no nos podía atender pues tenía “su agenda llena”.
Sin embargo, en una entrevista anterior que había concedido a este medio, el Ministro prometió evacuar todas las inquietudes que existen alrededor de la iniciativa energética cuando concluya la negociación del acuerdo con los representantes de Petrocaribe.
Otro de los hallazgos de las consultas realizadas a los distintos sectores fue que por el momento solo tres grupos están matriculados con la iniciativa energética, y otro le dio su apoyo condicionado.
“Son evidentes las conveniencias económicas para el país al convertir parte de la factura petrolera en obligaciones financieras de largo plazo con bajas tasas de interés, y dedicarla a financiar proyectos de desarrollo”, expuso Rafael Carrillo, presidente de la Federación de Entidades Privadas de Centroamérica, Panamá y República Dominicana.
Los sindicatos también respaldan Petrocaribe, pues ven el acuerdo como un alivio en el pago de la abultada factura petrolera, según Albino Vargas, secretario de la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados.
La Cámara Costarricense de la Construcción fue el tercer sector que adelantó su respaldo a Petrocaribe.
“Dada la situación actual del precio del petróleo, al país no le queda más remedio que utilizar los beneficios que ofrece este acuerdo”, comunicó Rodrigo Altmann, líder de esa organización.
No obstante, tanto Altmann como Carrillo recomendaron al gobierno no asumir compromisos políticos en la negociación para adherirse al acuerdo petrolero.
Por su parte, los transportistas darían su apoyo a la iniciativa, siempre y cuando el gobierno garantice que “la liquidez que se libera se canalice hacia mejoras en infraestructura y no al gasto corriente”, según Javier Reyna, presidente de la Cámara Nacional de Transportistas de Carga.
Petrocaribe es un acuerdo de cooperación energético promovido por Hugo Chávez, presidente de la República de Venezuela.
Entre los beneficios que ofrece el acuerdo está la de facilitar crédito a los países miembros para la compra de combustible con el propósito de reducir el impacto de los altos costos del crudo en las economías de los países miembros.
En ese sentido, el plan ofrece financiar a sus integrantes hasta el 60% de la factura petrolera con un plazo de 25 años y un interés del 1%, en caso de que el precio del barril de petróleo supere los $100. El 40% restante se cancelaría en un plazo de 90 días.
A cambio, los países miembros deben comprometerse a invertir los recursos que no destinarán a la compra de combustibles a proyectos de desarrollo social.
Actualmente 18 países de América del Sur, Centroamérica y el Caribe forman parte del acuerdo.
Costa Rica aspira a ser el miembro número 19. Con ese propósito una comitiva nacional negocia con un grupo técnico de Petrocaribe la incursión.
La meta es empezar a recibir los beneficios del acuerdo a partir de la próxima cumbre que realizarán los representantes de los países miembros posiblemente el próximo mes, comunicó Dobles.
El jerarca explicó que en la negociación que inició en el país el mes pasado se definirá la cantidad de crudo que comprará Costa Rica financiado y los derivados del crudo que adquirirá en esas condiciones.
Además, se deberán definir los compromisos que asumirá el gobierno nacional al formar parte del acuerdo energético.




Ver comentarios