Primer ministro italiano toma juramento bajo tiroteo
En días anteriores al tiroteo, las calles de Roma fueron sitiadas por manifestantes insatisfechos por la formación de gobierno. AFP/LA REPÚBLICA
Enviar

Primer ministro italiano toma juramento bajo tiroteo

El nuevo primer ministro italiano, Enrico Letta, de 46 años y procedente del Partido Demócrata (PD), tomó ayer posesión de su cargo al frente de un Gobierno de coalición, en una ceremonia empañada por un tiroteo ante la sede del Ejecutivo en el que resultaron heridas tres personas.
En la tarde de ayer comenzó en el palacio del Quirinal, sede de la jefatura del Estado, la ceremonia de juramento de Letta y de su equipo de Gobierno, formado por personalidades de perfil técnico y por políticos tanto del PD como del conservador Pueblo de la Libertad (PDL) de Silvio Berlusconi y de Elección Cívica, de Mario Monti.
Un Gobierno de coalición con el que se espera que Italia pueda poner fin a dos meses incertidumbre y bloqueo político, producto de los complicados resultados emanados de las elecciones del pasado febrero.
Sin embargo, durante la ceremonia de se vivieron momentos de gran tensión a causa de la acción de un hombre que disparó ante la sede del Gobierno, situada a poco más de medio kilómetro del Quirinal, hiriendo a dos carabineros (policía militarizada) y a un mujer embarazada que pasaba por el lugar.
El ministro italiano del Interior, Angelino Alfano, informó de que se trató de un acto aislado perpetrado por un varón originario del sur de Italia de 49 años, que recientemente había perdido el trabajo y se había separado de su esposa.
El fiscal de Roma Pierfilippo Laviani explicó, por su parte, que durante el interrogatorio al atacante, quien pudo ser detenido tras el tiroteo, éste confesó que "tenía como objetivo a los políticos" y aseguró que no se trata de "un loco".
Durante la jornada, algunos analistas y políticos atribuyeron el suceso al clima de tensión en el que está sumido el país.
En este sentido, el líder del Movimiento 5 Estrellas (M5S), Beppe Grillo, formación a la que algunos han apuntado como instigadora de ese clima de tensión, quiso marcar las distancias con lo sucedido, aseguró que su partido no es violento y expresó su solidaridad a las fuerzas del orden.
Pese al tiroteo, la ceremonia de toma de posesión siguió su curso y la mayoría de los ministros fueron informados de los hechos sólo cuando ya habían jurado el cargo.
Tras casi dos meses de infructuosas negociaciones, Letta anunció ayer que había logrado cumplir el encargo del presidente de la República y formar el nuevo Gobierno, salvando así el primer escollo en el camino para sacar al país del estado de parálisis política que atraviesa.

Roma/EFE


Ver comentarios