Enviar
Sector pide que se mejore el precio que deben pagar por combustibles
Pescadores reclaman trato diferenciado

Ernesto José Villalobos
[email protected]

El sector pesquero nacional atraviesa una turbulenta marea, que lo mantiene enfrentado con el Gobierno.
La forma en que se calcula el precio de los combustibles para la pesca, la emisión de un acuerdo por parte del Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (INCOPESCA), y dos proyectos de ley que se mantienen en la corriente legislativa, resultan a criterio del sector, verdaderas amenazas a su permanencia en el negocio.
En la actualidad cerca de 8 mil familias dependen de las actividades pesqueras en forma directa. De manera indirecta, el sector emplea a más de 16 mil hombres y mujeres.
“A partir del cambio en la fórmula de cálculo del precio de los combustibles para los pescadores, se dejó desprotegido al sector; ahora pagamos casi el mismo precio que paga cualquiera que llene su tanque para irse de vacaciones”, explicó Rodolfo Salazar, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Palangrera (CNIP).
Asimismo, la entrada en vigencia de un acuerdo de INCOPESCA hace pocas semanas, pone —a su juicio— en riesgo la salud e higiene de los peces y “nos obliga a descartar el 99% de los animales, pues no se pueden refrigerar”, agregó Salazar.
El acuerdo prohíbe a los pescadores de especies mayores, que desprendan parcial o totalmente las aletas; práctica común en el sector mediante la cual garantizan que la carne no se descomponga.
Estos temas han sido discutidos directamente con Laura Chinchilla, vicepresidenta de la República; sin embargo ayer fue imposible obtener su criterio.
Este viernes el sector pesquero aprovecharía la presencia del presidente Oscar Arias en Puntarenas, para demandar acciones concretas.
Ver comentarios