Enviar
Dispositivo permitiría abastecer con ocho gramos de hidrógeno a 8 mil viviendas
País generaría electricidad a base de plasma

• Miembros del Tecnológico se unirán con Ad Astra Rocket para fabricar máquina

Natasha Cambronero
[email protected]

Ante la necesidad de producir energías alternativas por una posible escasez del crudo en un futuro cercano, un grupo de investigadores costarricenses pretende generar electricidad mediante el plasma.
Diez estudiantes del Instituto Tecnológico de Costa Rica estudian la posibilidad de obtener combustible a base de hidrógeno mediante un dispositivo especial.
Este generador de energía tendría la capacidad de producir el equivalente de 10 mil litros de gasolina con solo ocho gramos de hidrógeno, esto debido a que cada gramo generaría unos 26 mil kilovatios por hora de electricidad, suficiente para abastecer 8 mil viviendas.
Las investigaciones de este grupo de estudiantes se están llevando a cabo mediante un convenio que el Instituto Tecnológico firmó con el Laboratorio Nacional de Fusión en España, el cual permite que los costarricenses puedan darle seguimiento en tiempo real a la generación de plasma en el Viejo Continente. Igualmente, los costarricenses trabajan en conjunto con la Universidad Autónoma de México.
“Nuestra participación en la investigación es conocer cómo reducir que el plasma se escape de la máquina, pues el este se encuentra atrapado en una especie de botella magnética y no toca las paredes; nosotros estamos tratando de hacer que el plasma vaya a las paredes del dispositivo”, dijo Iván Vargas, físico y promotor de la investigación.
En este sentido, pese a que actualmente en el país no se cuenta con un dispositivo de este tipo, se espera que en al menos dos años se pueda contar con un generador; de igual forma, este grupo de investigación unirá esfuerzos el próximo año con Ad Astra Rocket —la compañía
de Franklin Chang que trabaja en la fabricación de motor de plasma— para poder crear una máquina que produzca energía a base de hidrógeno en 2038.
Además, Chang y su compañía pretenden crear una especie de recámara donde el plasma desintegre los desechos industriales, hospitalarios y residenciales, de manera que la basura se transforme en sus elementos fundamentales. A partir de los gases resultantes se generaría electricidad.
Este tipo de dispositivos llevan más de 40 años de ser estudiados a nivel mundial y ya se está construyendo el primero del mundo. Las investigaciones han sido lideradas por países europeos, Japón, China, Corea del Sur, Estados Unidos, México, Brasil y, desde agosto pasado, Costa Rica se unió a la investigación.
“Mundialmente se han generado distintos dispositivos que buscan reproducir las condiciones del Sol, con temperaturas de 10 millones grados kelvin logradas en la Tierra para obtener un combustible”, puntualizó Vargas.

Ver comentarios