Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Jueves 26 Abril, 2012


Los seguidores y fanáticos del Herediano, que por lo visto, no saben distinguir entre una y otra cosa, están molestos con nuestros últimos comentarios porque sienten que demeritan el triunfo de los florenses contra Saprissa.
Quizá nos faltó decir, cuando aseguramos que Saprissa prefirió terminar de enterrar al Alajuelense que ocupar el primer lugar, que en este negocio nada tenía que ver el Herediano, un equipo que llegó al Ricardo Saprissa a hacer lo suyo y a buscar el triunfo desde el primer minuto, triunfo que finalmente conquistó.
Estamos claros que cuando se enfrentan entre ellos los tres grandes de nuestro fútbol: Saprissa, Herediano y la Liga, cualquiera de los tres gana o pierde contra el otro, porque son nóminas equilibradas y parecidas. A nadie puede extrañar entonces que el Herediano haya derrotado al Saprissa el pasado domingo, porque ya lo ha doblegado en otras ocasiones y muchas veces en distintos escenarios.
Por algo a estos enfrentamientos entre estos clubes se les llama clásicos.
Saprissa-Alajuelense, clásico de clásicos.
Saprissa-Herediano, clásico del buen fútbol.
Herediano-Alajuelense, clásico provincial.
Al Herediano le importaban un comino los intereses del Saprissa; los morados andaban en su asunto y los florenses en el suyo propio, obligados a ganar y a esperar que Limón les diera la ayudita derrotando al Cartaginés, lo que finalmente sucedió.
El equipo de Odir Jacques ganó al Saprissa porque se lanzó al ataque desde el principio y jugó como lo ha hecho en todos sus partidos, desde que el carismático brasileño asumió como técnico: jugando al ataque.
Desde que Odir decidió formar con Oscar Rojas como carrilero por la derecha, en posición bastante similar a la que usaba Jafet Soto con Anderson Andrade la temporada anterior, el “Team” se ganó un delantero por esa franja y si además, Jacques forma con un binomio ofensivo integrado por los punzantes Víctor “Mambo” Núñez y Jorge “Flecha” Barbosa, ya tenemos a tres hombres en punta. Además, en ocasiones ingresa Enoc Pérez por un volante y ya Herediano suma cuatro hombres en posición ofensiva.
Odir Jacques arriesga en ataque y se supone deja espacios en retaguardia, porque ninguna cobija tapa cabeza y pie. Te ahogás. Entonces, en semifinales habrá que ver que estrategia utiliza Mauricio Wright para aprovechar los espacios que dejan en defensa, los equipos ofensivos.

[email protected]