Logo La República

Miércoles, 21 de noviembre de 2018



NOTA DE TANO


Nota de Tano

Gaetano Pandolfo [email protected] | Sábado 14 mayo, 2016


Hernán Medford tiene una manera muy propia de dar a entender a sus jugadores que no todos son titulares ni suplentes.
Con escasas excepciones que son los casos de Leonel Moreira, Keyner Brown, Pablo Salazar, Randall Azofeifa y quizá Yendrick Ruiz, todos los demás son titulares varios partidos y suplentes también varios partidos. Algunos con rachas bien largas en los dos sentidos.
Como defensa derecho han desfilado varios jugadores y ninguno se apoderó de la titularidad: Allan Miranda al inicio, Dave Myrie por ratos, José Sánchez en ocasiones. Por el centro tuvo al mexicano Luis Omar Hernández en banca muchos partidos y luego le dio rango de titular.
En varios juegos le dio por poner a José Miguel Cubero como líbero. Después le encargó la franja izquierda de la defensa a Rooney Mora varios encuentros y de pronto lo sentó y sacó del archivo a Leonardo González, quien dormía el sueño de los justos en las graderías ya repuesto de su lesión.
Medford sentó cuatro partidos al capitán del equipo Óscar Esteban Granados; o sea, no lo sentó un rato sino muchos minutos. Después lo regresó a la titularidad, a la capitanía y sentó a Cubero.
Desapareció del mapa a Johan Condega, titular indiscutible con Odir. ¡Cuidado y Condega no juega la final contra la Liga! Medford es así.
Elías Aguilar no puede presumir ser titular en el Team; Yosimar Arias, Esteban Ramírez han ocupado su lugar y en ataque, Hernán arrancó con la pareja Hansen-Núñez, pero rápido sentó a Jonathan y dio espacio a Yendrick Ruiz para no sacarlo más. Entonces, la otra punta la han alternado el “Mambo” con Pedroza y Hansen fue lanzado al olvido. Pero que nadie se extrañe si Hansen sale de titular ante el León.
Entonces, estamos frente a una forma de conducir una nómina repleta de muy buenas figureas para el ambiente local, muy propia de Hernán Medford que les demuestra a sus pupilos de manera muy curiosa y bien distinta al comportamiento de otros entrenadores, que de verdad en su equipo son pocos los titulares y muchos -—valga el término—, los titulares-suplentes. Donde no hubo de piña fue en la portería; en este puesto sí hubo y hay un exclusivo titular: Leonel Moreira. Sus cotizados colegas y compañeros de club, Daniel Cambronero y Adrián de Lemos, han tenido que uniformarse, sin quererlo, por el salario, con cero minutos de acción, algo muy común en la posición de portero.