Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 16 Marzo, 2016

Se reanuda la eliminatoria hacia el Mundial en Rusia 18 y se reactiva la cuadrangular en la que está ubicada la Selección Nacional, que debe enfrentar a su similar de Jamaica en dos partidos seguidos.
La más poderosa selección de legionarios que ha tenido el fútbol costarricense en la era moderna (en las décadas 40-50 el fútbol profesional de Colombia y México estuvo repleto de estrellas nacionales), le otorga al cuerpo técnico de la Tricolor una base para formar un equipo titular en la que solo hay dudas o espacios para un par de puestos.


La zona de retaguardia prácticamente cuenta con siete posiciones diríamos que fijas: Navas en la puerta; Gamboa y Matarrita en los carriles; Duarte, Pipo y Acosta en la zona central defensiva y Celso Borges en marca y recuperación.
Agregamos a Bryan Ruiz y Joel Campbell y ya Óscar Ramírez cuenta con nueve hombres estelares para hacerle frente al compromiso.
¿Cuáles son los candidatos a ocupar los otros dos espacios?
Depende el planteamiento táctico del estratega.
Habría que hablar de otro volante de marca para que acompañe a Celso y los aspirantes son Azofeifa, Granados, Guzmán y Tejeda si es convocado mañana.
El otro puesto está entre Johan Venegas, Cristian Bolaños, Marco Ureña y Álvaro Saborío, depende en qué posición piensa utilizar el “Machillo” a Joel Campbell.
Si lo ubica al lado de Bryan Ruiz y a la espalda de otro atacante, se abren las posibilidades para Ureña o Saborío si este es llamado, dado que perdió la titularidad en su club de la MLS.
Si Joel juega como única punta, entonces podría entrar a escena Venegas, que jugaría a la espalda de Campbell y al lado de Ruiz.
Entonces vamos con Navas; Gamboa, Duarte, Pipo, Acosta, Matarrita; Borges, Azofeifa; Ruiz, Joel, Ureña o Ruiz, Venegas, Campbell.
¿Alguna sorpresa en la alineación?
Sabemos todos que el “Machillo” es detallista y que es fanático de no dejar cabos sueltos. Vamos contra Jamaica; estatura, roce, potencia física, explosividad, choque.
Entonces hay que oponerse con similares armas y es donde puede entrar en juego el fútbol de Kendall Waston, Roy Miller, Keyner Brown, Óscar Esteban Granados, Álvaro Saborío y otros futbolistas potentes, de peso y con volumen de músculo suficiente para salir bien librados de un choque de trenes.
Se juega el Viernes Santo: que Dios los agarre confesados.


[email protected]