Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 14 Enero, 2015

Durante el Torneo de Verano que se inicia este fin de semana, se van a jugar tres campeonatos en uno.
El primero es para buscar un lugar a la segunda fase y será disputado por los cuatro grandes: Saprissa, Herediano, Alajuelense y Cartaginés. Por los recursos económicos con que cuentan, que les permiten reforzar sus nóminas con piezas relevantes en el mercado de piernas, nacionales e internacionales, los tradicionales ocupantes de la zona alta de la tabla van en procura de redituar laureles y si los cuatro se clasificaron a la segunda fase en el Invierno, buscarán repetir la faena en el Verano.
Ellos jugarán el campeonato en la zona alta de la clasificación.
El segundo campeonato dentro del torneo se jugará para conocer al intruso.
Habrá competencia, rivalidad e interés por conocer si otro equipo desbanca a uno de los grandes y lo desaloja de los cuatro puestos clasificatorios. Fue lo que hizo la Universidad el pasado Verano con el Cartaginés y que estuvo a punto de repetir en el Invierno, incluso con el propio Saprissa en una etapa del torneo que se tornó de color gris para el luego bicampeón nacional.
Precisamente los celestes son los más firmes aspirantes a ocupar un lugar en zona alta de la tabla, por los antecedentes de los últimos torneos y por la continuidad que ha dado su dirigencia al trabajo del técnico José Giácone en su tercera campaña al frente de la Academia.
Otros candidatos fuertes para convertirse en intrusos son Pérez Zeledón, Carmelita y Santos.
Daniel Casas es un técnico cotizado que esta vez pudo planificar toda la pretemporada con los guerreros del sur y no llegó a trabajar como emergente. El lusitano Guilherme Farinha, lo mismo que Giácone, abre su tercera temporada al frente del club de la barriada manuda, dechado de orden futbolístico en la cancha desde que asumió el carismático entrenador.
Finalmente César Eduardo Méndez regresa a trabajar en un club que le sienta de maravillas y el encanto es recíproco, de manera que los guapileños pueden ser noticia.
A Belén lo desangraron, se le fueron varios jugadores como Cancela, Cordero, Santana, Vega, de manera que flotará en zona baja de la tabla sin peligro de descenso, pero sin chance de ser intruso.
Y el tercer campeonato es para evitar el descenso y lo jugarán Limón, Uruguay y A.D. Generaleña.
Isidreños y generaleños se reforzaron hasta los dientes, el Atlántico lució más cauto, el benjamín está en el sótano tres puntos debajo de lecheros y porteños. La lucha por la permanencia será dramática.

[email protected]