Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Sábado 16 Mayo, 2009



Cuando analizamos las posibilidades de Brujas y Herediano para sus enfrentamientos en semifinales, manifestamos que como bloque era mejor el hechicero, pero que existía un departamento donde los florenses se mostraban superiores: la artillería.
El pasado jueves comentamos: “si Macho Mora logra romper el fútbol de Josimar Arias y Pablo Brenes, el ‘team’ podría pasar al ataque gracias al fútbol de Cristian Blanco, Marvin Angulo y José Sánchez, pero, ojo con Mora, los dos últimos no son titulares”.
Y agregamos: “es aquí donde se puede definir la serie; atrapar al talento brujo; librarse de las tenazas de Danny Fonseca y Osman López y nutrir a un ataque que con Herron, Leandrinho y Furtado luce más sólido que el hechicero, donde Ricardo Steer normalmente actúa muy aislado”.
Bueno, Angulo y Sánchez no fueron titulares, tampoco Furtado, pero hay que darle el mérito de la categórica victoria herediana 3-1 a su técnico Ronald Mora que, no digamos sorprendió con algunas variantes en su formación, porque algo adelantó en el partido contra Ramonense, pero sí le inyectó a su nómina actitud de protagonismo, respeto por su cancha y mucha agresividad ofensiva.
Desde que arrancó el partido el Herediano se le fue encima a Brujas y puso temprano las cartas sobre la mesa: ¡estamos en nuestro estadio y aquí mandamos nosotros!
Y entonces, el estratega florense volvió a ubicar a Félix Montoya como marcador por la derecha, o lo que es igual, grilletes a los tobillos de los zurdos Pablo Brenes y Paolo Jiménez y asoció a Cristian Blanco con un futbolista muy voluntarioso, vertical en su juego y bastante técnico como el colombiano Oscar Briceño. También juntó por el otro carril a Dennis Marshall y Fabián Rojas, este último con toda la confianza de su entrenador durante la temporada y aunque los tres goles de los anfitriones se engendraron en acciones de “bola muerta”, lo cierto es que el volumen de juego ofensivo de los locales fue intenso de principio a fin y obligó al excelente portero brujo, Luis Diego Sequeira, a jugarse un partidazo.
Herediano cuenta con la mejor delantera del fútbol nacional; eso lo sabemos todos y juntar por lo menos a tres de sus componentes en un solo partido es éxito del entrenador, que no rompió sus zonas de retaguardia.
Mauricio Wright de nuevo se la jugó con solo un ariete típico, Ricardo Steer; Brujas afinca su éxito en la cintura, cuando se juntan con Ricardo, Josimar, Brenes, Osman y los carrileros Try y Paolo, pero en esta ocasión esa coordinación no se dio. Igual se rompió la tripleta central defensiva y Herediano hizo fiesta en zona de candela.
La vuelta está dispuesta para que sobrevivan Saprissa y Herediano, Liberia Mía se aferra a un milagro y quizá Brujas puede buscar un 2-0 si su entrenador se decide a alinear más delanteros.

[email protected]