Logo La República

Viernes, 14 de diciembre de 2018



NACIONALES


Informe 2018 analiza empleo y desigualdad, entre otros temas

Mayor empleo femenino reduciría pobreza a la mitad: Estado de la Nación

Mantener programas sociales por situación fiscal es otra forma de combatir pobreza

Fabio Parreaguirre [email protected] | Miércoles 14 noviembre, 2018

Roxana Morales, economista
La situación fiscal del país es bastante complicada, sin embargo, si se piensa reducir el gasto público, es muy importante que los programas sociales no se vean afectados, dijo Roxana Morales, economista de la Universidad Nacional. Esteban Monge/La República


Costa Rica lucharía de forma efectiva contra la pobreza, si se fortaleciera el empleo femenino y se mantuvieran los buenos programas de asistencia social.

La pobreza se reduciría casi a la mitad, si todas las mujeres desocupadas obtuvieran un empleo, según el Informe de Estado de la Nación, presentado ayer.

Entretanto, las tasas de participación de la mujer en la fuerza laboral para el periodo 2010-2017 muestran diferencias de alrededor de 30 puntos porcentuales a favor de los hombres, mientras que la tasa de desempleo es 3,4 puntos mayor entre las mujeres.

La buena noticia es que la ocupación femenina es mayor en servicios, que constituye el principal sector de empleo para insertar a personas no ocupadas en la actualidad.

En el periodo 2001-2017, alrededor del 60% de las mujeres tenía el perfil para insertarse en trabajos relacionados con servicios, incluidos enseñanza, salud, servicio doméstico, administrativo o de comercio, a diferencia de los hombres que tienen una distribución diversificada, según la investigación.

En cuanto a la asistencia social, existe la preocupación de que la pobreza pueda incrementar, si hubiera recortes significativos a los programas actuales.

Incluso, la pobreza llegaría al 22,8% y la extrema al 10%, si se recortara en un 100% el presupuesto destinado a la inversión social, asegura el informe.

“El informe evidencia que aunque exista una crisis no es bueno que se dejen de dar los recursos de Red de Cuido, Avancemos, Fondo Nacional de Becas y Régimen No contributivo de la Caja, ya que se aumentaría la pobreza extrema a 41 mil hogares y eso sería muy perjudicial para la economía”, aseguró Natalia Morales, investigadora del área social del Programa Estado de la Nación.


Recorte a la pobreza


Esta es la estimación del efecto sobre la pobreza total al asignar un empleo a las personas desocupadas o fuera de la fuerza de trabajo (20 a 64 años), según sexo.

*La simulación consiste en predecir el sector de empleo más factible, en función de las características de las personas. Luego se asigna el ingreso promedio que perciben las personas que actualmente están ocupadas en ese sector. Con esta información se recalculan los indicadores de pobreza para todo el país.

Fuente: Informe Estado de la Nación 2018 a partir de Morales y Segura, 2018, datos del INEC.

Informe estado nacion 2018


Impacto en el recorte de transferencias sociales


La incidencia es el porcentaje de pobreza actual. El impacto representa el porcentaje de pobreza que tendría el país si se eliminaran las transferencias monetarias del Estado.

Informe Estado de la Nación 2018 a partir de Mata y Trejos, 2018, con datos del INEC.

informe estado nacion 2018


Es momento de dar más empleo femenino


La oportunidad de distribución de empleo en años recientes ha sido bastante desigual, en perjuicio de las mujeres, en especial las jóvenes.

Adriana Rodríguez

Economista
Frecuencia Económica

La producción de un país es función también de la cantidad de mano de obra disponible, y en ese sentido un aumento en mano de obra calificada y productiva puede traducirse en una mejora palpable en el bienestar de la sociedad.
Recientemente, ante el envejecimiento y bajo crecimiento de la población en los países desarrollados, una alternativa es incentivar la participación en la fuerza laboral, donde en muchos casos es en el género femenino donde está el mayor espacio de aportes.
En nuestro país hay retos importantes como la oferta de empleos de medio tiempo, el tiempo perdido en el transporte en relación al tiempo en el hogar, la jornada laboral de nueve horas y las brechas de género en las remuneraciones, estos podrían ser elementos que desincentiven la participación femenina.

Roxana Morales

Economista
Universidad Nacional

Históricamente, a los hombres se les ha identificado en el trabajo de mercado (remunerado) y a las mujeres en el trabajo doméstico, en este sentido, la tasa de participación de las mujeres en el mercado laboral es mucho menor que la de los hombres.
Además, las mujeres que deciden incorporarse al mercado de trabajo, enfrentan mayores dificultades para encontrar un empleo, y si lo encuentran, enfrentan mayores niveles de informalidad y de subempleo, así como ingresos promedio más bajos.
Por su parte, muchos estudios han demostrado que los hogares con jefatura femenina por lo general son más propensos a vivir en la pobreza que los hogares con jefatura masculina.
En este sentido, es claro que si más mujeres logran incorporarse al mercado de trabajo (y conseguir un empleo), es muy probable que la pobreza disminuya considerablemente.



No quitar la inversión social


La inversión social pública muestra que en 2017 aumentó en un 3% por persona beneficiada respecto del año anterior, según datos del Estado de la Nación.

María Fullmen

Presidente ejecutivo
IMAS

La reciente Encuesta Nacional de Hogares deja muy claro que las transferencias que realizan las instituciones como el IMAS son vitales para más de 390 mil familias. Este apoyo, les permitió en el último año a muchas familias tener menos privaciones, por ejemplo, en educación, gracias a la transferencia condicionada de Avancemos, según el índice de pobreza multidimensional.
La transferencia del IMAS es para muchas familias su único ingreso fijo, no contar con ella por los motivos que sea, sin duda representaría un aumento en los niveles de pobreza y pobreza extrema.
Si por la situación fiscal se tienen que recortar las transferencias, tendríamos a más de 390 mil familias desatendidas, con serias dificultades para satisfacer sus necesidades básicas, eso sería un retroceso para el país.

Fernanda Blanco

Analista económica
Ecoanálisis

Es usual que ante realidades como la que está viviendo Costa Rica actualmente, los Gobiernos busquen reducir sus gastos recortando rubros como la inversión social pública; aún más cuando se ha dado un desbalance entre los ingresos disponibles y los gastos.
Lastimosamente, las poblaciones más vulnerables son las que se encuentran en mayor riesgo ante los posibles escenarios en el país.
Efectivamente, es de esperar que los indicadores de pobreza se deterioren, pues tal y como lo indicó el reciente estudio del IICE-UCR, se estima que en caso de que se aprobara el proyecto de ley 20580 se daría un incremento en la pobreza.
Así, aunque posiblemente la situación del país no permita evitar totalmente un deterioro en los índices de pobreza, es necesario tomar medidas urgentes para minimizar dicho impacto en la mejor medida posible, pues los resultados pueden ser muy distintos si esto no sucede.

Ronulfo Jiménez

Economista
Universidad de Costa Rica

El ingreso por transferencias es importante para los hogares en condición de pobreza o de vulnerabilidad. Por esta razón se necesitan unas finanzas públicas solventes para que el Estado pueda seguir cumpliendo su tarea en la lucha contra la pobreza.
La debilidad de la población pobre para generar ingresos propios (salarios, por ejemplo) está asociada a altas tasas de dependencia: muchos niños, adultos mayores, personas con alguna discapacidad o desempleados dependen de muy pocos generadores de ingreso.


NOTAS RELACIONADAS