Logo La República

Viernes, 14 de diciembre de 2018



NACIONALES


Ley de tránsito en la recta final

Esteban Arrieta [email protected] | Miércoles 05 octubre, 2011



Votación de proyecto sería antes de diciembre
Ley de tránsito en la recta final
• Diferencias persisten por alcohol, revisión técnica y monto de multas

Tras casi un año y medio de discusión en la Asamblea Legislativa, la esperada reforma a la ley de tránsito que tiene como objetivo disminuir las multas, iniciará esta misma semana su trámite final en el Congreso.
El descontento por las excesivas sanciones, aunado a los reclamos por la instalación de cámaras para medir la velocidad y un llamado presidencial en días pasados sobre ese tema, hicieron que los legisladores colocaran en el primer lugar de la agenda dicho proyecto.
En caso de aprobarse, la iniciativa reducirá considerablemente las sanciones actuales, incluso para aquellas conductas viales peligrosas.
La multa más elevada sería de ¢280 mil por conducir temerariamente o bajo los efectos del alcohol, en vez de los ¢411 mil que se cobran actualmente.
Mientras que la sanción más baja pasaría de ¢41 mil a ¢20 mil y con ella, se castigará a quienes circulen sin documentos registrales, violen la restricción vehicular o no porten las placas reglamentarias.
La decisión de modificar la agenda legislativa se logró con el respaldo de 41 diputados, incluso los del Movimiento Libertario, quienes el lunes anterior se opusieron a cambiar el orden de discusión de los proyectos, “para no atender llamados populistas de la presidenta Laura Chinchilla”.
Los rojiblancos permearon su posición para resolver el tema de la revisión técnica vehicular, ya que a partir de julio de 2012 vencerá la concesión otorgada a la empresa española Riteve, por lo que desean evitar una prórroga automática a dicha empresa.
El único diputado que se opuso al cambio en la agenda legislativa fue Carlos Avendaño, de Restauración Nacional, quien no quería relegar la ley antitabaco a un segundo plano, aunque anunció que luchará por lograr la cero tolerancia al alcohol.
“Nuestro objetivo es lograr la aprobación de la iniciativa antes de finalizar este año y de esta forma, acabar con el problema de las altas multas”, indicó Luis Gerardo Villanueva, jefe de fracción del Partido Liberación Nacional.
Pese a que el proyecto logró un avance significativo, esto no quiere decir que tenga el camino allanado, ya que hay varios puntos que dividen a los legisladores.
Entre ellos se encuentran el monto de las multas, la concesión del servicio de la revisión técnica y el grado de alcohol permitido.
“Yo no estoy tan contento de este voto, porque todavía hay muchas diferencias en temas esenciales; yo por ejemplo, no estoy de acuerdo en bajar las multas, ya que ese es un mecanismo para generar un cambio y respetar la ley”, expresa Luis Fishman, de la Unidad Social Cristiana.
La reforma a la ley de tránsito también establece tres categorías de conductores y distintos grados de permisividad de alcohol.
Así por ejemplo, en casos de conducción con licor, a los novatos y a los profesionales se les establece un máximo de 0,2 gramos de alcohol por litro de sangre. En tanto para los particulares el límite es de 0,5 gramos.
Asimismo, la normativa revive el sistema de puntos.



Esteban Arrieta
[email protected]