Enviar
Estudio sostiene que sí hay pruebas de residencia de las guacamayas en alrededores del proyecto

Lapas generan discordia por Mina Crucitas

• Minaet argumenta que “aves no solo se alimentan del almendro”

Ernesto José Villalobos
[email protected]

Un estudio llevado a cabo durante más de 14 años comprobaría la anidación de lapa verde, en Crucitas, Zona Norte del país.
La semana anterior Roberto Dobles, ministro de Ambiente, sostuvo en público y ante la Asamblea Legislativa, que no existían pruebas de que en esa región del país residieran parejas de estas aves.
No obstante, el Proyecto de Investigación y Conservación de la Lapa Verde, de la Comisión Nacional de la Lapa Verde —en la cual tiene participación e injerencia el Ministerio de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones (Minaet)— demostraría lo contrario
“Las aseveraciones del ministro, en cuanto a la supuesta prueba de ausencia de lapas en esta zona, no se ajustan a la realidad. En los informes sobre estas aves conocidos por el Minaet y en el informe del ornitólogo César Sánchez —quien fue contratado para hacer el estudio sobre avifauna en el caso de la Mina Crucitas—, confirman la existencia de nidos en la finca en que pretenden albergar la mina”, puntualizó Olivier Chassot, uno de los investigadores a cargo.
Asimismo, el Centro Científico Tropical (CCT) envió una nota a principios de octubre, en la que advertía al director del Área de Conservación Huetar Norte (ACAHN), sobre las acciones que se llevan a cabo para la conservación de esta especie en el país.
“Es gracias a esas calidades del árbol de almendro para con la lapa verde, que varias acciones en pro de su conservación se están llevando a cabo hoy día en el país como la elaboración de un decreto de restricción de su aprovechamiento trabajado en el SINAC, la veda temporal a petición de la Sala IV y la restricción dictada por la Sala IV para el aprovechamiento del almendro en todo el país”, reza en parte la nota.
No obstante, sobre las afirmaciones de los profesionales en Ambiente respaldan lo dicho por el ministro.
“La zona fue arrasada por los madereros hace 40 años; la finca en que se propone albergar la mina se encuentra a más de 20 kilómetros de los refugios de vida silvestre más cercanos. Además, el diámetro de los almendros que se encontraron ahí no sobrepasa los 80 centímetros, cuando se sabe que la guacamaya solo hace sus nidos en árboles que tengan al menos esa dimensión”, indicó Jorge Rodríguez, viceministro de Ambiente.
Los informes del CCT incluyen mapas que reflejan la ubicación de los nidos monitoreados por ornitólogos y biólogos que participaron en su elaboración, y que muestran las posibles zonas de migración y movimiento habitual para alimentación, de las diversas especies de la avifauna.
“Extraña mucho que el señor ministro desconozca lo afirmado en 2005 en el documento intitulado “Proceso Iniciativa Corredor Biológico Mesoamericano (CBM)”, en el cual se declaró como de interés fundamental y prioritaria del CBM, el Corredor Biológico San Juan-La Selva, del que forma parte Crucitas”, finalizó Chassot.
En la Asamblea Legislativa se valora la convocatoria del propio Presidente de la República, para que responda a presuntas dudas que prevalecieron sobre el tema, a pesar de la comparecencia del ministro Dobles, el lunes anterior.


Ver comentarios