Logo La República

Martes, 20 de agosto de 2019



NACIONALES


Invento tico ahorra 60% en electricidad

Silvia Pardo [email protected] | Miércoles 01 septiembre, 2010



Turbina eólica genera energía limpia
Invento tico ahorra 60% en electricidad

Tecnología desarrollada en la Universidad de Costa Rica se comercializa a empresas

Lo que de lejos solo parece un extraño objeto en la azotea de la Escuela de Ingeniería Mecánica de la Universidad de Costa Rica (UCR) podría ahorrar millones a empresas en sus facturas energéticas.
Se trata del SkyTwister, un nuevo tipo de turbina eólica que funciona en edificios de cinco pisos en adelante y que sería capaz de bajar los costos anuales de electricidad hasta en un 60%.
La turbina es desarrollada por el físico Carlos Acosta Nassar, quien también es profesor en la Facultad y cedió los derechos intelectuales a la UCR. Esto permite que la institución brinde apoyo con recursos y estrategias.
Acosta comercializa las turbinas a empresas interesadas en utilizar energías limpias a través de su compañía Balances Dinámicos, con una licencia obtenida del centro académico.
“La diferencia entre esta turbina y las tradicionales es que SkyTwister funciona aún a alturas más bajas y con vientos más lentos”, explicó el físico al compararlas con las torres de energía eólica que son parte del paisaje en Tilarán.
Las turbinas cuentan con una batería que se carga en momentos en que los vientos son más activos y que puede abastecer al edificio de electricidad cuando las corrientes de aire son lentas.
En caso de que la batería se descargue, el sistema automáticamente se conecta a una fuente de energía que puede ser alternativa, como energía solar o generadores, o tradicional como la que proporciona el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).
El complicado sistema resulta de simple uso, pues la búsqueda de fuentes de energía de manera automática garantiza que el edificio nunca se quede sin electricidad.
Actualmente, el usuario puede pagar solo el consumo neto al ICE si adquiere un medidor de doble vía en la Compañía Nacional de Fuerza y Luz, que sirve para medir cuánto gasta el edificio en energía y cuánto produce con la turbina.
Estos sistemas son de gran utilidad en meses como diciembre, cuando los vientos son más rápidos, pues la turbina trabaja de más y puede almacenar una mayor cantidad de energía de la que necesita el edificio, que se distribuye automáticamente a las compañías de electricidad.
Asimismo ocurre en las noches, cuando el SkyTwister sigue en funcionamiento aunque el edificio esté vacío.
Acosta contempla la idea de que los dueños de la turbina no solo paguen un costo neto, sino que puedan vender el excedente al ICE.

Silvia Pardo
[email protected]