Enviar
Marcha finalizó sin respuesta de Garnier
Huelga de profesores concluye sin acuerdo

Maestros se oponen a trimestralización

La marcha de los profesores en contra de la propuesta de adecuar las vacaciones escolares al curso lectivo, que está organizado por trimestres, concluyó ayer sin ningún acuerdo.
Una ola de docentes, trabajadores de la educación, padres de familia y estudiantes caminaron desde la Plaza de la Democracia hasta Casa Presidencial.
La protesta buscaba un consenso con Leonardo Garnier, ministro de Educación Pública, para resolver si procedía o no la propuesta de trimestralización y discutir asuntos de la calidad educativa.
Por un lado, los sindicatos aducen que el Ministro no consulta a la totalidad del gremio.
En la otra cara de la moneda, Garnier afirma que no puede “enterrar” la propuesta pues hay personas a favor de una reorganización de las vacaciones y recuperaciones trimestrales.
El Ministro prometió una respuesta definitiva sobre lo que ocurrirá con esta propuesta en los próximos días.
Desde ya, los sindicatos alertan y estudian las medidas que tomarán si Garnier no archiva la idea de una trimestralización de las vacaciones.
Desde un principio, los representantes del Magisterio se negaron a discutir la propuesta, proponer correcciones u otras medidas.
En semanas pasadas, Garnier visitó a docentes del país para comentar la propuesta en vez de hacerlo a través de las asociaciones gremiales, lo que se vio como un irrespeto, explicaron asesores de la oficina de prensa del Ministerio.
“Nos opusimos desde un principio a esta propuesta. El insistió, deslegitimó la voz de las asociaciones magisteriales, la desconoció y prosiguió a hacer consultas con directores, supervisores y algunos estudiantes, pero no con docentes. Nuestra consulta hoy (ayer) fue en la calle con los docentes”, aseguró Mélida Cedeño, presidenta de la Asociación de Profesores de Segunda Enseñanza.
Leonardo Garnier, por su parte, defendió su derecho de dialogar con miembros de la comunidad educativa y evitó dar una respuesta final sobre el asunto.
De hacerlo, ignoraría a quienes sí están a favor o dispuestos a contribuir en una propuesta mejor.
“He recibido muchos correos con preguntas sobre la propuesta, lo cual me parece bien. Siempre dijimos y seguimos creyendo que la propuesta original era un borrador para ser mejorado. Yo diría que un 80% de quienes me escriben o contactan está a favor de la trimestralización”, dijo Garnier.
Los sindicatos también exigieron establecer un calendario de reuniones para discutir otros problemas de fondo, algo que el Ministro defiende que ya está programado y está dispuesto a concretar de acuerdo con las solicitudes de los dirigentes.

Silvia Pardo
[email protected]
Ver comentarios