Enviar
Delegados del grupo interesado en el Juan Santamaría se reunieron con Alterra durante la semana
HAS arribó al país a negociar traspaso de aeropuerto

• Socios de Alterra y Banco Mundial tienen hasta el miércoles entrante para presentar propuesta de arreglo al Gobierno
• Organo fiscalizador del contrato, Aviación Civil y Contraloría deberán definir suerte del proyecto aeroportuario

Danny Canales
[email protected]

El grupo interesado en asumir el proyecto de ampliación del aeropuerto Juan Santamaría no pierde el tiempo y ya envió sus representantes al país con la misión de afinar, junto con Alterra, la propuesta de arreglo que le deberán entregar al gobierno la semana entrante.
LA REPUBLICA supo que los delegados del consorcio arribaron al país a mediados de la semana para reunirse con los jerarcas de Alterra Partners, operador actual del aeropuerto. Además se conoció que celebraron reuniones con personeros de Gobierno.
Alterra y la Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés) deben entregar al Consejo Técnico de Aviación Civil (Cetac) a más tardar el próximo miércoles 14, un arreglo que defina las acciones a seguir para concluir las obras en el Juan Santamaría.
Esta semana trascendió que la salida que vislumbran los encargados de la modernización del Juan Santamaría es ceder las acciones del proyecto al consorcio integrado por las firmas Houston Airport System (HAS) de capital estadounidense; Andrade Gutiérrez Concesiones (AGC), de Brasil, y la canadiense ADC Management, aunque aún no hay nada oficialmente presentado al Gobierno.
Jeffery Scheferman, presidente del Houston Airport Development Corporation, reconoció a LA REPUBLICA en el transcurso de la semana que están “involucrados en el proceso y trabajando muy de cerca con el Gobierno”, pero dijo que no podía ahondar en los detalles hasta la próxima semana.
En el planteamiento que deberá presentarse la próxima semana, se deberá detallar no solo las acciones para el traspaso de acciones del proyecto entre Alterra y el consorcio interesado, sino también sobre el addendum que se deberá realizar al contrato para actualizar el proyecto.
El plan de traspaso de acciones deberá plantear los temas técnico operacional (cómo operará el aeropuerto), legal (qué pasará con las demandas y casos pendientes por Alterra), financiero (cuánto dinero invertirá y cómo pagará lo que se ha invertido hasta ahora) y el plan de obras (cuánto se demorará en la construcción), destacó Viviana Martín, presidenta del Cetac.
Así mismo la funcionari
a comentó que en el addendum solo se permitirán dos variantes al contrato: la ampliación de la relación por cinco años más —pasaría de 20 a 25 años— y la actualización del plan maestro.
“El resto del contrato quedará igual al que suscribió Alterra”, aseguró Martín.
De presentarse el plan de arreglo en el plazo establecido, los documentos deberán ser remitidos ante el órgano fiscalizador del contrato para su revisión.
En caso de que cumplan las especificaciones legales, corresponderá posteriormente al Cetac decidir la suerte de la transacción. De ser afirmativa la respuesta del Cetac, la Contraloría General de la República tendrá la última palabra sobre el tema.
El traspaso de las acciones a otra empresa para que complete los trabajos de ampliación del principal aeropuerto del país fue la medida a la que recurrieron Alterra y el IFC ante el fracaso para llegar a un acuerdo con el Gobierno que les permitiera concluir a ellos mismos los trabajos.
El Cetac inició en diciembre de 2006 un proceso de terminación anticipada del contrato aeroportuario acusando que Alterra había incurrido en faltas graves al proyecto, sobre todo por la recurrida suspensión de las obras de forma arbitraria.
El último capítulo de la conclusión anticipada se dio en febrero pasado, cuando el Cetac le otorgó 60 días naturales a la empresa para que hiciera un último intento para terminar las obras. Ese es el que plazo vence el 14 de este mes.

Martín comentó la noche de este viernes que hasta el miércoles próximo no recibe la propuesta de remediación, entonces se iniciará la transición para que el Cetac asuma la operación del Juan Santamaría con el apoyo de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).
Alterra inició la operación del aeropuerto en mayo de 2001, pero en marzo de 2003
denunció que el proyecto no generaba los recursos suficientes para pagar la deuda por $90 millones asumida con el IFC y un sindicato de bancos internacionales y además completar los trabajos que se había comprometido a realizar.
El lío financiero, según denunciaron la empresa y los bancos, se dio luego de que la Contraloría General de la República ordenara al Cetac no reconocerle $18 millones que se le habían contemplado extra contrato en el modelo financiero.
Ver comentarios