Gran retorno, gran riesgo: el negocio de Miss Universo
Karina Ramos participará este domingo en Miss Universo, el concurso de belleza más importante del mundo. ESTEBAN MONGE / LA REPÚbl ica
Enviar

Requiere inversión de tiempo y dinero

Gran retorno, gran riesgo: el negocio de Miss Universo

Implica oportunidades de negocios para patrocinadores

Son grandes los retos para las participantes en los concursos de belleza, como Miss Universo, que tomará lugar en Miami este domingo, en el que Karina Ramos representará a Costa Rica.

201501222243060.n44.jpg
Por otro lado, hay potenciales retornos importantes para la ganadora, como un salario que supera los $100 mil anuales, un apartamento de lujo en Nueva York, de un valor anual de $100 mil, una beca universitaria de $25 mil, así como vestuario y joyas de lujo. Tampoco es necesario ganar.
Una participante dinámica puede explotar su experiencia en varios campos, incluso hasta posiciones de liderazgo político, como ha sido el caso de Shirley Calvo, actual miembro del directorio de Liberación Nacional, y quien representó a Costa Rica en Miss Mundo en 2004.
Más comunes son los ramas afines como modelaje y entretenimiento, por ejemplo, Verónica González, Miss Costa Rica 2007, que abrió este mes la agencia de modelaje MV Models, mientras trabaja como presentadora de la cadena Repretel.
Por su parte, Johanna Solano, Miss Costa Rica 2011, es presentadora de Televisa, una de las más importantes cadenas de entretenimiento a nivel mundial.
En ese sentido, atraer clientes a su propia agencia de modelaje en el país es uno de los propósitos de Karina Ramos, actual Miss Costa Rica.
“Quiero demostrar en el escenario todo lo que las chicas pueden aprender conmigo”, aseguró Ramos ayer desde Miami.
Para aprovechar estas oportunidades se requiere hacer importantes inversiones de tiempo y dinero, primero en modelaje, seguido por la participación en concursos de nivel medio, y finalmente la especialización para los grandes.
En el caso de Ramos, a los siete años llevó su primer curso en una academia de modelaje.
Actualmente, Beatriz Models International, Internacional de Modelos Costa Rica, MV models e Imagination, son algunas de las agencias que ofrecen estos servicios en el país.
El costo por seis meses de preparación en Imagination —propiedad de Ramos— es de ¢170 mil, e incluye sesiones de fotos y clases de pasarela, oratoria, casting y automaquillaje.
La segunda fase consiste en la participación en concursos previos a Miss Costa Rica, y podría costar unos $20 mil, tal como fue el caso de Ramos, que desde 2012 compitió en concursos en Colombia, Ecuador y Polonia.
“Desde adolescentes las muchachas empiezan a participar en concursos pequeños o grandes para llegar a Miss Costa Rica mejor preparadas”, afirmó Basilio Quesada, director de Reinas de Costa Rica, organización que ha preparado a las representantes costarricenses en los últimos años.
Una vez coronada como Miss Costa Rica, Ramos además invirtió $5 mil en una capacitación de una semana en Puerto Rico con Grace Fontecha, reconocida entrenadora de reinas de belleza.
Sin embargo, el costo de la inversión es compartido por varias empresas, que desean patrocinar la candidatura de cualquier posible reina de belleza.
En términos económicos, el inversionista más importante es Teletica, que compra en unos $10 mil a la empresa dueña del concurso Miss Universo el derecho exclusivo en Costa Rica para la emisión, el cual incluye la venta de la publicidad, ingreso que normalmente equipara el costo.
“La producción es bastante costosa y aunque ingresa bastante publicidad, lo que logramos es el punto de equilibrio”, dijo Hilda Zúñiga, gerente de Comercialización de Teletica.
Varios negocios locales además están interesados en la excepcional tarima que es la emisión en televisión del concurso, con una audiencia de cerca de 1 mil millones de personas en 190 países.
Entre los patrocinadores locales están los diseñadores Daniel Moreira y Jennifer Lang, así como las tiendas Nicky Polet, Calzado del Barco, y Coral.
“El ser patrocinador de Miss Costa Rica brinda a la empresa exposición a nivel nacional e internacional y eso se ve reflejado en mayor cantidad de clientes”, asegura Yoseth Mata, propietaria de la boutique Nicky Polet y quien desde hace 12 años colabora con la búsqueda del vestuario para la reina costarricense.
Cerca de $20 mil es el costo aproximado del vestuario que llevó Karina Ramos a Miami.
“Coral me dio ropa casual, Calzado del Barco todos mis zapatos, Nicky Polet los trajes de gala y Daniel Moreira los trajes de escenario y también ropa casual”, explicó Ramos.

Natalia Chaves
[email protected]
@nataliachavesb

Ver comentarios