Déficit volvió a crecer
El déficit no puede seguir en los próximos años, tenemos que hacer algo por detener su crecimiento, para este 2014 puede que llegue al 6%, indicó Édgar Ayales, ministro de Hacienda, algo que se puede confirmar con la presentación del Plan Macroeconómico para este año la próxima semana. Archivo/La República
Enviar

Intereses, transferencias y desaceleración, los detonantes

Déficit volvió a crecer

Impulso del diálogo de consolidación fiscal será prioritario

El déficit fiscal creció por sexto año consecutivo, producto del mayor pago de intereses de la deuda y la poca captación de recursos en la recaudación por la desaceleración.

201401222248150.n44.jpg
Los gastos crecieron casi un 1%, donde los pagos por los intereses son la mitad de estos.
Haber endeudado al Gobierno hace dos años, provoca que hoy se deben pagar estos altos rubros.
Por otro lado, los gastos de capital —que aunque los economistas insisten en que son buenos por ser inversión— significaron un 0,2% de la producción nacional.
En tanto, las remuneraciones de los empleados públicos solo significaron el 0,1% del PIB, aunque no debería crecer tanto, pero los pluses salariales, son los que las hacen incontrolables.
“A pesar de todo lo que hemos hecho en cuanto a bajar las remuneraciones, las políticas salariales hacen que crezcan realmente un 10%, algo que no es sostenible en el tiempo”, indicó Édgar Ayales, ministro de Hacienda.
En cuanto a los ingresos, la recaudación se vio disminuida al decrecer en 0,2%, respecto al año anterior.
Así, el impuesto sobre las ventas bajó un 4,6%, cuando en 2012 se logró obtener un crecimiento del 9,1%.
El selectivo de consumo tuvo una caída estrepitosa con un decrecimiento del 6,2%, especialmente si lo comparamos con un año atrás, cuando tuvo números positivos del 7,7%.
Esto se debe a la caída en la importación de vehículos y de cigarrillos.
“No podemos hacer nada contra la desaceleración, pero sí necesitamos un sistema tributario más ágil y dinámico para captar recursos”, explicó Ayales.
En esta coyuntura, surge la insistencia en un diálogo fiscal, que propicie consenso para llevar a cabo algunas reformas.
A final de mes, existiría un documento concreto con conclusiones finales y convergencias que se dieron en las diversas reuniones.
Entre estas acciones está la necesidad de un mecanismo legal que responsabilice las acciones fiscales del Gobierno, las Cortes y a la Asamblea Legislativa, que dé disciplina en finanzas públicas, que hoy no existe, indicó el Ministro.
Otro punto fue el de eliminar el déficit primario en cinco o seis años, con un ajuste fiscal que sea gradual, balanceado y equitativo.
“Logramos poner sobre la mesa el déficit en tiempo electoral y eso es el mayor éxito de estos diálogos, ya hay conciencia sobre esto y la próxima administración ya sabe que es importante hacer algo”, cerró Ayales.
Así también, el Ministerio tiene entre sus prioridades impulsar la transparencia fiscal, como principal medio para la toma informada de decisiones y rendición de cuentas.

Fabio Parreaguirre
[email protected]
@fabiopLR


Ver comentarios