Enviar
¿Debe Costa Rica ofrecer beneficios tributarios para atraer inversión extranjera?

Coordinadora de información
Natasha Cambronero
[email protected]

TIMOTHY SCOTT
Director Asociación de Empresas de Zonas Francas



El tratamiento tributario es una de las consideraciones más importantes que las empresas realizan para decidir donde invertir, por lo que los incentivos en esta materia son determinantes para competir a nivel global.
Debemos ofrecer incentivos para estimular nuevas oportunidades de trabajo, proteger las actuales y promover los encadenamientos productivos.
El régimen de zonas francas ha concentrado alrededor del 40% de la IED en los últimos diez años, genera más de 53 mil empleos directos con salarios un 65% superiores a la media..
Actualmente, se discute en la Asamblea Legislativa el proyecto para modificar la Ley de Zonas Francas, ofreciendo condiciones claras a los inversionistas y cumpliendo con los requisitos de la Organización Mundial del Comercio.
En el proyecto se contempla una tasa de renta competitiva, según el lugar del país donde se realice la inversión, el tipo de inversión, el número de empleos y otras consideraciones.
Sin estos incentivos Costa Rica no podrá competir internacionalmente, porque los beneficios para la inversión son variados y atractivos. La ausencia de reglas claras y competitivas, nos obligaría a ser observadores y no participantes.



JOSÉ ROSALES

Diputado Partido Acción Ciudadana

No

La inversión extranjera no se mueve por los bajos impuestos de un país, sino por las condiciones que se ofrecen para poder operar de forma competitiva en los mercados. Busca países que se preocupen por una buena formación humana, interés por la inversión en ciencia y tecnología, infraestructura vial, portuaria, aeroportuaria, ferroviaria en buenas condiciones, trámites claros y rápidos para instalarse, paz social, entre otros aspectos. Esto es por lo que debemos preocuparnos.
Debemos promover una educación de calidad en todos los niveles de formación que satisfaga las necesidades de las empresas, pero que a la vez valore el trabajo de la ciudadanía costarricense, con mejores salarios y condiciones laborales.
No es atraer la IED por atraer, bajo el supuesto de la creación de empleo, y mejorar las cifras macroeconómicas; más bien es lograr el ingreso de empresas que cumplan tres requisitos: respeto con el medio ambiente, responsabilidad tributaria y respeto y cumplimiento de nuestra seguridad social. Así, promoveremos el desarrollo económico y social y no solo el crecimiento económico.
Ver comentarios