Enviar

Y Microsoft no dormía

Preparaba Windows 8, el contraataque contra Apple y Google en el mundo de los móviles

Apple y Google animaron en los últimos años la guerra digital. Parecía que Microsoft, el tercer gigante, dejaba pasar los días mientras sus dos rivales se iban comiendo el mercado.
Hasta la semana pasada, cuando la empresa de Seattle mostró que en realidad no estaba durmiendo. Preparaba su contraataque, bajo la forma de un nuevo sistema operativo. Uno que pudiera funcionar tanto en las computadoras tradicionales (donde Microsoft sigue siendo el campeón), como en equipos móviles, desde celulares inteligentes hasta tabletas.
En el congreso mundial de móviles que se hizo en Barcelona, la compañía fundada por Bill Gates presentó la versión de prueba del Windows 8, la modificación del sistema operativo más importante desde el lanzamiento de Windows 95. Sí, hace 17 años.
Windows 8 viene con una interfaz totalmente nueva, conocida como Metro, formada por un mosaico de “aplicaciones activas”. Cada uno de esos cuadraditos representa un software que, a su vez, muestra la información nueva más relevante. La interfaz Metro ya se puede ver en funcionamiento en los celulares con Windows Phone 7, aún muy pocos en el mercado.
Metro fue diseñada por Microsoft con el objetivo de que se puede usar tanto en equipos móviles como en una PC de escritorio. La idea es que sea tan simple de manejar con los dedos una pantalla táctil como con teclado y mouse en una PC. Así, el usuario no pierde nada de lo que está habituado (programas de oficina, mouse y teclado) al tiempo que suma las nuevas tendencias del mundo móvil. Apple y Google nunca pudieron (ni quisieron) integrar sus sistemas en dispositivos fijos y móviles.
Entre las tendencias del mundo móvil que Windows 8 incorpora se destaca la nueva tienda de aplicaciones Windows Store. Similar al AppStore o al Android Market, desde allí los usuarios pueden descargar una gran variedad de programas, todos ellos con el estilo Metro, creados por desarrolladores independientes y de Microsoft.
Si bien el catálogo de aplicaciones disponibles hasta el momento no llega ni al centenar de títulos, lo cierto es que Microsoft muestra con esta movida cómo se está adaptando al modelo de negocios de dispositivo ligado a aplicaciones inaugurado por Apple y seguido luego por Google.
Otra de las tendencias móviles que adopta Windows 8 es la Nube. A través de un nombre de usuario y una contraseña, los usuarios pueden acceder al mismo contenido y aplicaciones desde cualquier dispositivo (tanto fijo como móviles) que use el nuevo sistema operativo. También trae una nueva versión del Internet Explorer, la número diez.
La versión de prueba de Windows 8 fue bajada más de un millón de veces el primer día, lo que muestra la expectativa que está generando el nuevo sistema de ventanas. Pero nada será tan sencillo para Microsoft: Windows está lejísimos de sus rivales en el mundo móvil, y Apple y Google ahora harán lo suficiente para que no se acerque ni siquiera un poquito.

Por Ricardo Braginski
[email protected]
Ver comentarios