Enviar
Autoridades reciben más de 1.900 denuncias durante 2008
Celulares y turismo dominan reclamos de consumidores

Mal funcionamiento de vehículos nuevos se suma a lista de principales problemas reportados

Ernesto José Villalobos
[email protected]

Problemas con teléfonos celulares, promociones turísticas que prometen y no cumplen y el mal funcionamiento de vehículos nuevos, encabezan la lista de temas que motivaron el descontento de los consumidores nacionales, durante 2008.
A lo largo del año más de 1.914 personas presentaron las correspondientes denuncias ante la Defensoría del Consumidor del Ministerio de Economía (Meic), insatisfechas por una amplia gama de motivos.
Lo anterior quiere decir que en promedio cada día los costarricenses presentaron más de seis demandas ante el Meic, para que les fueran resueltos problemas relacionados con un mal servicio al cliente.
Las fallas reportadas tuvieron que ver con faltas de información, incumplimientos de contrato o de una garantía, publicidad engañosa, especulación, etiquetado o discriminación de consumo, normas de calidad y el derecho de retracto que tiene cualquier persona como consumidor.
“Este comportamiento se puede interpretar como una forma en que se comprueba que el consumidor está educándose; está preocupándose por conocer mejor sus derechos y la forma en que puede hacerlos cumplir… No necesariamente quiere decir que los comerciantes están incumpliendo más sus deberes hacia los compradores, sino que la gente está más dispuesta a denunciar y darle seguimiento a ello”, afirmó Erick Ulate, presidente de Consumidores de Costa Rica.
Mientras, en relación al uso o compra de teléfonos móviles los consumidores plantearon 319 quejas; relacionadas con turismo o planes vacacionales, las denuncias fueron 227 y ligadas con la compra o uso de vehículos, el total de reclamos ascendió a 202.
Los quejosos definieron como problemas principales, el incumplimiento de garantías, razón que motivó 843 denuncias; incumplimientos de contrato, por lo que presentaron 685 quejas y la falta de información, asunto que motivó 102 reclamos.
“Esperamos que la intervención de nuestra oficina en la mediación de conflictos de consumo sea cada vez menos necesaria, en función de que el mercado cuente cada vez más con mecanismos de autorregulación, como es el caso del Manual de Buenas Prácticas de Protección al Consumidor que hemos venido impulsando. No obstante, vamos a ser cada vez más vigilantes del mercado, en función de garantizar que se respeten los derechos del consumidor, principalmente por cuanto esta gestión es muy sensible para el “bolsillo del consumidor”, principalmente en momentos de crisis como este”, agregó Cynthia Zapata, encargada de la Dirección de Apoyo al Consumidor.

Ver comentarios