Enviar
Católicos revivieron la entrada triunfal de Jesús a la ciudad de Jerusalén

Niños, jóvenes y adultos siguieron la imagen del “Señor del Triunfo” con palmas benditas y cantos

Yessenia Garita
[email protected]

Con la tradicional celebración del Domingo de Ramos, la Iglesia católica inició la semana más ferviente del año cristiano. En este día, se abre solemnemente la Semana Santa, con el recuerdo de las palmas benditas, la entrada de Jesús de Nazareth a Jerusalén y la pasión.
Cientos de feligreses asistieron a la procesión del Domingo de Ramos y luego participaron en la misa, en cuyo evangelio se recuerda la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús.
Los sermones de los sacerdotes motivaron a los fieles a seguir las enseñanzas de Jesús, a abrir su corazón a Cristo y a limpiar el alma de pecados, como primer requisito para entrar al Reino de Dios.
Los devotos abarrotaron la Parroquia de San Juan, en Tibás. Los fervientes acompañaron en la procesión a la imagen de Jesucristo montado en un burro.
En San José centro, niños, jóvenes y adultos, siguieron la imagen del “Señor del Triunfo” con palmas y ramos, cantando alabanzas para el Rey de sus vidas
“Es una oportunidad para proclamar a Jesús como rey y centro de nuestras vidas, de nuestra familia, del mundo entero. Debemos parecernos a la gente de Jerusalén que se entusiasmó por seguir a Cristo”, dijo Ana Gutiérrez, vecina de San Sebastián, quien acude a las actividades religiosas como un acto de fe y de agradecimiento.
Al terminar la misa, los feligreses se llevan las palmas ya benditas para el hogar, donde acostumbran a colocarlas detrás de las puertas en forma de cruz en una tradición arraigada en la comunidad católica.
Ver comentarios