Enviar

Ajuste de Fitch, nuevo golpe del déficit fiscal

Las tasas de interés pagaderas por el Gobierno de Costa Rica se verán incrementadas en la próxima emisión de los eurobonos, todo gracias a la inercia en una solución del crecimiento del déficit fiscal.
La rebaja en la perspectiva de la calificación de riesgo país de Fitch es ahora negativa, cuando anteriormente era estable, y la nota sigue siendo BB+, que es grado especulativo.
A esto se le tiene que añadir que en agosto pasado Moody’s nos rebajó la calificación y nos dejó sin el grado de inversión, cuando era la única agencia que nos daba ese privilegio que da confianza en los inversionistas.
Esto significa que los bonos costarricenses tienen más nivel de los conocidos “bonos basura”, por lo que los inversionistas demandarán un mayor retorno por su dinero, dado el mayor grado de riesgo que el país presenta.
La baja en la perspectiva de la calificación refleja la mayor desconfianza internacional en el país, y su principal consecuencia se verá reflejada en la tasa de interés que deberá pagar a los inversionistas por sus bonos en el futuro.
Las acciones por una reforma fiscal no se ven cerca, ni tienen un consenso claro, hay que tomar en cuenta que ya los mensajes que hemos dado a nivel internacional ponen en mal la situación financiera del país, pero tampoco hay una clara evidencia de querer solucionar esto.
El Gobierno ha tratado de tomar soluciones correctivas que tienen un efecto casi nulo en el control del déficit.
El congelamiento de plazas y recorte de gastos superfluos apenas suman un 0,4% del PIB, mientras que el nivel del déficit estuvo cerca del 6% al final de 2014, dato que se confirmará en el programa macroeconómico.
Es poco lo que se ha hecho en el tema de las pensiones con cargo al Estado y siguen siendo tema prohibido los salarios del sector público, que absorben el mayor porcentaje del gasto presupuestario.

Fabio Parreaguirre
[email protected]
@fabiopLR

Ver comentarios