Enviar

Aumentó la planilla estatal, sigue la evasión fiscal, continúa la porosidad en las fronteras, a pesar de lo cual el mayor esfuerzo parece estar dirigido a cobrar más impuestos al pueblo

Planilla estatal obesa

Se busca aplicar un nuevo paquete tributario por medio del cual los costarricenses deberán pagar más al fisco, ya sea en forma directa o indirecta. Sin embargo, el gobierno sigue sin dar el ejemplo comenzando a tomar medidas para enmendar de algún modo la obesidad que padece la planilla estatal, causante en gran medida, del déficit fiscal.
Tampoco se toman las medidas efectivas para revertir la evasión fiscal que de diversas formas se produce sin que los causantes de esta sean llamados oportunamente a cumplir con su deber, ya sea en nuestras aduanas fronterizas, en nuestras municipalidades o en el resto de oficinas donde se tributa.
La fiesta de aumento de las planillas que en los últimos cinco años incrementó en 60 mil personas el número de burócratas, sin que ello se refleje en ninguna mejora en los servicios prestados, la porosidad de las fronteras y las innumerables artimañas para introducir mercaderías de contrabando al país, el incumplimiento en el pago de impuestos municipales, para citar solo lo más grueso de la evasión fiscal, no solo no cesa, sino que parece no despertar el interés que debería en las autoridades a cargo. Si así fuera ya se habrían encontrado las formas de cerrar esas fatales válvulas de escape de los recursos del fisco.
En lugar de eso, la única medida que se busca introducir con todo el esfuerzo que ello requiera es aumentar más la pesada carga sobre las espaldas del sector productivo del país.
¿Es esta una forma correcta de administrar? ¿Es así como se maneja un país con sentido de justicia? Si desde las instancias encargadas de hacerlo no se para la evasión fiscal ¿hay autoridad moral para pedir más sacrificios a la población?
Es difícil de este modo demostrar credibilidad y motivar a un pueblo para que favorezca la gobernabilidad. Vivimos épocas duras en las que las crisis económicas han castigado de modos diversos a la mayoría de países del mundo. ¿Se justifica que aun así Costa Rica no se decida a cobrar adecuadamente los impuestos que en la actualidad las leyes obligan para que se disponga de lo necesario a fin de cubrir necesidades de primer orden que afligen a la población?
Pareciera que es momento de pensar muy seriamente en todo lo anterior y de tomar medidas que con altruismo demuestren que realmente se quiere enderezar entuertos, administrar con rigurosidad y no permitir la evasión a quienes no parecen tener un verdadero sentido de la responsabilidad y la solidaridad.
Ver comentarios