Enviar

Es importante que el país avance en la generación limpia de electricidad a base de agua y de aire, acompasándose al mundo moderno y al futuro

Habrá más energía limpia

Es buena la noticia dada a conocer ayer por este medio de que empresarios de la electricidad o cogeneradores ampliarán su participación en el mercado local. Ellos lo harán mediante la producción de energía limpia lograda a partir del agua o el viento, por lo cual además de contribuir a que disminuya cualquier posible faltante en el país, sus empresas se insertan en el mundo moderno y en el futuro: el de la no contaminación y la sostenibilidad de los recursos naturales.
Nuestra limpia producción hidroeléctrica actual, como se sabe, puede requerir ocasionalmente durante la estación seca un refuerzo a base de petróleo, debido a políticas equivocadas que en años pasados no permitieron al ICE desarrollar oportunamente los planes que tenía para poder abastecer sin problemas la creciente demanda de electricidad. Eso es lo que retrasó los trabajos que hoy ya, afortunadamente, se han reiniciado aunque puedan tener también ciertos retrasos.
Así, la llegada de más generación limpia por parte de estas empresas, es una buena noticia. Para garantizar mejor la seguridad jurídica a los inversores, el gobierno establecerá y publicará las tarifas que el ICE pagará por la energía que compre a los privados. Así mismo, impulsará la Ley de Contingencia Eléctrica en el Congreso, que aumentaría el límite que tiene para generación eléctrica el sector privado.
Se estima que la nueva energía alcanzará para abastecer la demanda de aquí a 2016, cuando se espera que entre a operar el proyecto Reventazón, que con una capacidad de 305 MW será el más potente de Centroamérica.
Este año, se anuncia que se beneficiará el bolsillo del costarricense porque será necesario pagar solo unos $80 millones de factura petrolera para producir electricidad (el año pasado fueron $180 millones), a pesar de que aumentó bastante la demanda. Eso se debe a que el caudal de nuestras represas en las plantas hidroeléctricas está por encima del promedio para esta época.
Pero además de este beneficio coyuntural y de corto plazo, lo importante es avanzar con fuerza por la ruta de la generación limpia de electricidad a base de agua y de aire, especialmente en un país como el nuestro, donde la abundancia de estos elementos permite utilizarlos con ese fin, reeducando, eso sí, a la población y al sector productivo y estableciendo nuevas reglas en lo que al uso del agua se refiere.



Ver comentarios