Conectados para entrada a clases
En el caso de Play, al ser una tienda enfocada en la tecnología, esta es una de sus temporadas más fuertes del año en ventas, dijo Jaime Campos, gerente de la tienda Play Zapote. Gerson Vargas/La República
Enviar

Perfil empresarial Comercio

Conectados para entrada a clases

Computadoras y tabletas entran en la lista de útiles

Un mercado creciente de consumidores es lo que esperan los comercios de tecnología este mes, esto gracias a que tabletas y computadoras se suman a la lista de artículos para la entrada a clases.

201401192218250.pag22.jpg
Ante esta tendencia, los comercios adaptan sus inventarios para que puedan satisfacer la demanda, la venta de estos productos crece hasta un 20% en esta época.
Quedó atrás el tiempo en que los cuadernos y salveques eran los únicos con rotación en enero.
Las nuevas exigencias de escuelas, colegios y universidades llevan a los estudiantes a contar con artículos más tecnológicos.
Enviar asignaciones por correo electrónico, o utilizar la tecnología para hacer de la clase un curso más dinámico son prácticas que ya utiliza la educación en el país, en su mayoría en el sector privado.
“Los padres deben adquirirlas, en muchos casos porque son requisito de las escuelas o colegios, y porque son indispensables para la realización de los trabajos y asignaciones”, dijo Whitney Artavia, compradora de Electro y Tecnología de Almacenes Siman.
Las tabletas son las que se adueñan de las compras para el inicio de lecciones. Las computadoras también están dentro de esa lista.
Para complementarlos, también las compras llegan en accesorios tales como estuches para computadoras portátiles, y tarjetas de memoria, dijo Erick Murillo, gerente comercial de Grupo Monge.
Asimismo, los cargadores solares o portátiles son parte de los más apetecidos, así como los teclados para tabletas, aunque estos también son buscados por ejecutivos.
Sumar estos artículos a la lista de útiles implicaría un costo entre ¢50 mil y ¢500 mil, lo que hace aún más difícil la cuesta de enero.
Son los comercios los que ganan con esta nueva modalidad de adaptar la portabilidad de dispositivos electrónicos en la educación.

María Fernanda Cisneros
[email protected]
@mcisnerosLR



Ver comentarios