Logo La República

Jueves, 27 de enero de 2022



NACIONALES


Baja inflación en la mira

Rodrigo Díaz rdiaz@larepublica.net | Lunes 10 febrero, 2014

Esteban Monge-Gerson Vargas/La República


Partidos apoyan, con reservas, programa monetario

Baja inflación en la mira

Economistas de PLN y PAC cambiarían estilo en su gobierno

Una inflación baja y un tipo de cambio sostenido artificialmente han sido los instrumentos que ha utilizado el Banco Central para lograr la estabilidad macroeconómica.
Pero economistas de Acción Ciudadana y Liberación Nacional coinciden en que ha tenido un costo alto para el crecimiento económico y el empleo.
Se espera que el partido que asuma el gobierno, sea cual sea, meta mano al plan, el cual puede estar sujeto a revisiones a mitad de periodo.
En lo que coinciden los partidos, es que se puede mantener la estabilidad, pero también se puede ser más flexible.
Por ejemplo, la meta de inflación puede ser uno de los objetivos del órgano regulador de la economía, pero no el único.
“Existen otros objetivos subsidiarios, y el crecimiento y pleno empleo de los recursos es uno de ellos”, afirma Welmer Ramos, asesor económico del PAC.
Los representantes de los partidos también difieren con el Banco Central, en el uso de los instrumentos financieros.
Por ejemplo, el año pasado dispuso una limitación al crédito en moneda extranjera, que si bien contribuyó a mantener la estabilidad, pudo ser una de las causas que ralentizaron la economía durante el primer semestre de 2013.
Si bien un aumento de la inflación y de la devaluación podría traer problemas para las personas de menores ingresos, el mal podría ser menor que si el desempleo continúa alto.
“La pobreza tiene dos caras. Obviamente una inflación alta afecta más a las personas pobres. Pero si uno trata de llevar la meta muy fuerte, lo que sucederá es que las empresas no crecerán y las familias se empobrecerán aún más, no por el efecto de la inflación, sino por el desempleo”, opinó Leiner Vargas.
En ambos partidos existe preocupación por los elevados déficits de cuenta corriente y fiscal por lo que solo con una política que impulse el crecimiento económico y una mejor gestión en el tema de recaudación de impuestos se ayudará a corregir ambos indicadores.
Además, las dos tendencias quieren incluir un impuesto al valor agregado (IVA) y ninguno de los dos impulsará alguna reforma al régimen de zonas francas.
El plan monetario anunciado por el Banco Central prevé un crecimiento del 3,8% del Producto Interno Bruto (PIB), una inflación que ronde el 4% y un crecimiento del crédito al sector privado del 11,1%. De la misma forma prevé una balanza de pagos negativa del 5% y un déficit del Gobierno Central del 6%.

Rodrigo Díaz
rdiaz@larepublica.net
@La_Republica






© 2022 Republica Media Group todos los derechos reservados.