Enviar
En últimos dos años, 85 empresas comenzaron proceso de acreditación ambiental por primera vez
183 firmas alcanzan turismo sostenible
El Hotel Courtyard Marriott en Escazú, es la más reciente empresa en legitimar sus prácticas verdes

El Hotel Courtyard Marriott en Escazú, fue la última empresa en obtener el Certificado de Sostenibilidad Turística (CST) en 2010. La firma ganó tres hojas de un total de cinco, las cuales representan el mayor grado de protección al ambiente.
Con ella, ya son 183 compañías del sector que se han sometido a un proceso de revisión de sus operaciones para demostrar que sus negocios son amigables con el ambiente, lo anterior desde 1998 cuando dio inicio el programa.
Lo más relevante de la cifra es que al menos 85 comenzaron su acreditación durante 2010 y 2009 por primera vez. De manera que el interés de las firmas de turismo por ingresar a la lista verde, habría aumentado significativamente en los últimos dos años.
La empresa Teleféricos del Bosque Lluvioso, liderada por Eugenia Solano, su gerente general, es un gran caso de éxito este año, pues recibió a principios de diciembre pasado la noticia de haber ganado el máximo galardón de prácticas ambiéntales, es decir las cinco hojas del CST.
“No tengo claro cuánto tiempo y dinero hemos invertido pero ha sido trabajo de años”, aseguró Solano, cuya empresa tiene 55 trabajadores, la gran mayoría de ellos personas de la zona, uno de los aspectos valorados por la certificación.
Otra firma triunfante este año, fue el Hotel Parador, en Manuel Antonio en Quepos de 129 habitaciones. Con anterioridad ya tenía cuatro hojas pero recientemente obtuvo la quinta.
La inversión para su transformación hacia la sostenibilidad ronda los $700 mil, pues sus propietarios han tenido que readecuar gran parte de su operación. Cambiaron diversos sistemas e incluyeron otros nuevos. Por ejemplo adquirieron plantas de tratamiento de aguas residuales y aires acondicionados más eficientes en el uso de energía.
“No fue tarea fácil, porque el diseño del hotel original no era sostenible”, aseguró Diego González, director general de la firma que pasó de cuatro a cinco hojas.
El aumento de las firmas que realizan el proceso para certificar sus operaciones como sostenibles, es producto de la creciente preferencia de los turistas por estos destinos.
“El mayor beneficio es el del mercado, pues cada vez son más los turistas que no quieren hospedarse en un lugar sin certificación, ya hay incluso mayoristas internacionales que solo trabajan con empresas que demuestran sus prácticas verdes”, dijo Carlos Ricardo Benavides ministro de Turismo, quien además comentó que durante su periodo al mando del Instituto Costarricense de Turismo luchará por que sean al menos 300 las firmas certificadas.
En un futuro se espera que la acreditación también pueda otorgarse a rent a cars y parques temáticos pues en la actualidad solo pueden ser parte del programa hoteles y tour operadores.

Vanessa Chaves
vachav[email protected]
Ver comentarios