Enviar
Hoy se dará a conocer el cartel de licitación de las nuevas instalaciones portuarias en el Atlántico
13 empresas están interesadas en muelles de Limón

• Gobierno se opone a otorgar terrenos aledaños a Moín a sindicatos
• Muelleros anuncian medidas de presión para las próximas semanas

Carlos Jesús Mora
[email protected]

Hasta el momento son 13, pero podrían ser más con el transcurso del tiempo.
El clima y la exuberante vegetación del Caribe costarricense no son precisamente lo que las atrae, sino los $73 millones que facturan anualmente sus instalaciones portuarias y que con una mayor inversión podrían hasta triplicarse.
La nueva terminal portuaria de Limón, que podría empezar a operar en 2014, reunirá esta tarde a las 13 firmas internacionales interesadas en su concesión.
A partir de las 2 p.m. el Gobierno dará a conocer el cartel de licitación de la nueva terminal portuaria, los representantes de estas firmas conocerán de primera mano las condiciones con las que el Ejecutivo dará la concesión, las obras a realizar y los modelos financieros con los que se sufragarían las obras.
Operadores portuarios de Estados Unidos, China, Francia, Taiwán, Colombia, Panamá y Chile se inscribieron para esta primera reunión; sin embargo, también han manifestado interés por participar otros tres operadores, uno de Dubái (Emiratos Arabes Unidos) y dos de Singapur.
“Todos los interesados son operadores de clase mundial”, dijo Francisco Jiménez, presidente de la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva).
El plan original es que la empresa que gane la concesión se haga cargo de los puertos de Moín y Limón, que mueven cerca del 80% del comercio exterior del país.
La inversión preliminarmente está presupuestada en $800 millones y está dividida en tres etapas, la primera de modernización de las instalaciones actuales y las dos siguientes de expansión, sin embargo, la primera enfrenta la oposición del sindicato de Japdeva (Sintrajap).

Además de negarse a la modificación de su convención colectiva, el sindicato, que agrupa a 1.400 estibadores reclama férreamente un terreno de 600 metros al noreste de Moín para lo que han llamado un proyecto de expansión.

Estos 600 metros serían concesionados al nuevo operador.

“No nos oponemos a la concesión de las nuevas obras, pero sí exigimos esos 600 metros, de no ser así Limón se va a alzar en huelga. No solo van a ser los operadores de los puertos, todo Limón está unido, municipalidades, escuelas y hospitales están con nosotros. Se lo repito, se están asegurando el conflicto más grande de la historia de Limón, desde hace bastante tiempo nos estamos preparando”, dijo Ronaldo Blear, secretario general de Sintrajap, en una reciente entrevista con LA REPUBLICA.

Ante estas amenazas el Ejecutivo tiene su respuesta, la cual pareciera ser inflexible.

“La oferta al sindicato regirá hasta el 28 de febrero, y si no es aceptada, Japdeva conservará la administración de los dos puertos actuales, y se concesionará solamente la construcción y operación de la nueva terminal de contenedores. Aceptan o van a perder parte del negocio, son realidades de mercado”, dijo Jiménez.

La firma foránea que gane la concesión del nuevo puerto tendrá asegurado el 60% de la carga de contenedores, lo que implicaría un futuro incierto para los trabajadores de las dos actuales terminales.

El plan es que a partir de esta tarde el cartel sea valorado por las firmas extranjeras y que para febrero esté concluido y listo para publicarse en La Gaceta.

Se prevé que dentro de las modificaciones que se le puedan hacer al cartel a partir de mañana y hasta febrero estarán temas de carácter financiero y alcance de las obras.

La presentación del cartel esta tarde es el primer paso en firme que da la administración Arias Sánchez después de 33 meses de gestión, en los que ha venido anunciando la concesión de los puertos del Atlántico, lo que entusiasma al sector empresarial del país.

“Esto nos entusiasma como empresarios, es hora de que haya un cambio y nuestras exportaciones e importaciones puedan entrar y salir de una manera más ágil, esperamos que todo salga bien y de manera oportuna”, dijo Guido Vargas, empresario del sector cafetalero.


Ver comentarios