Zona euro podría dividirse en 2013
Enviar
Zona euro podría dividirse en 2013



La zona euro va camino a dividirse al desvanecerse la disposición de los países miembros a continuar con los rescates de los países endeudados de la región, dijo el Centro de Investigaciones sobre la Economía y los Negocios (CEBR, por sus siglas en inglés) en una nota de investigación.
Una moneda común más fuerte y los recortes de gastos gubernamentales limitarán el crecimiento en el sur de Europa, mientras que Alemania se resistirá a continuar apoyando a Grecia, dijo ayer en un informe el grupo con sede en Londres. Este pronostica un crecimiento promedio en 2011-2015 de 1,2% para Italia, 1% para España y 0,6% para Portugal. Grecia se contraerá 0,5%.

“Tarde o temprano, tanto la población griega como los acreedores internacionales se cansarán de librar una batalla que no pueden ganar, lo que llevará al desmembramiento de la unión monetaria”, señaló en una declaración Douglas McWilliams, CEO del CEBR.
El primer ministro griego George Papandreou la semana pasada enfrentó desafíos políticos para convencer a los funcionarios de aprobar las medidas de austeridad necesarias para obtener un segundo rescate de la Unión Europea.
En otro informe emitido ayer, Ernst Young elevó su pronóstico de crecimiento para la región, reflejando las expectativas de que los funcionarios contendrán la crisis financiera. El grupo prevé un crecimiento de 2% este año y de 1,6% en 2012, aunque los riesgos de un rescate a Grecia podrían modificar estas predicciones.
“Aún hay mucha incertidumbre con respecto al impacto de la reestructuración de la deuda griega en el sector financiero y sus implicancias para la economía de la zona euro en su totalidad”, dijo en un comunicado Marie Diron, asesora económica para los pronósticos de E&Y. “Fácilmente podríamos caer en un escenario turbulento en el que el producto interior bruto de la zona euro se reduciría significativamente”.
Con relación a la división de la región euro, el CEBR dijo que es improbable su desmoronamiento en el corto plazo porque para Alemania las “ventajas de un euro estable pesan más que el costo de nuevos préstamos”.
“Pero será difícil seguir pagando las sucesivas rondas de rescates que probablemente se necesiten”, explicó el economista del CEBR Tim Ohlenburg.

Londres

Ver comentarios