¿Ya empezó un fondo de inversión para la crianza de sus hijos?
Enviar

Un hijo trae muchas cosas buenas, pero también muchos gastos y no estamos hablando de aquellos en que se incurre cuando es bebé, sino los que siguen durante toda la crianza.

Desde tempranas edades los niños deben asistir a centros educativos —principalmente para ajustar su cuido cuando ambos padres trabajan—, donde los gastos son varios. Existen además gastos médicos, de esparcimiento y otros más.

Sería bueno contar con la ventaja de un fondo de ahorro que le provea de recursos para no tener que sufragar estos gastos con el dinero de su quincena.

Una buena opción es guardar ¢30 mil al mes (¢15 mil por quincena), esto le daría un ahorro de poco más de ¢2 millones en cinco años (gracias a los intereses), lo que le ayudaría a solventar los dineros de la crianza y la educación en los años en que más se gasta —entre los seis y los 17 años—.

Sin ese apoyo, cuando llegue el momento, deberá meter ese rubro en su presupuesto, lo que le desajustaría su liquidez en caso que no haya aumentado sus ingresos para entonces.

Es mejor ser precavido y así no dejar de consumir otras cosas por los ajustes que debe realizar por incurrir en nuevos gastos de la crianza de sus hijos.

¡Que sus hijos lo entiendan!

  • Deles la oportunidad de ir generando ahorros en pequeñas escalas, aun en edades muy tempranas.
  • Enseñarles a los hijos sobre el ahorro, incluso cuando son muy pequeños, es bueno, juegue con ellos acciones que tengan que ver con el gasto y los ingresos.
  • Entregue premios que irán a un chanchito de ahorro, al llenarlo, dele otro premio, el cual es doblarle lo que ahorró y así entenderá que existe una ganancia en guardar dinero.
  • Converse sobre el presupuesto familiar desde pequeños, la conciencia financiera es algo que se aprende, no se hereda, y mejor hacerlo con valores positivos, no con experiencias negativas.
Ver comentarios