Enviar
Washington detiene compras de crudo

Washington
EFE

El Gobierno de Estados Unidos suspendió el viernes bajo presión del Congreso las compras de crudo para llenar su Reserva Estratégica de Petróleo hasta finales de año, pese a que ha dicho que la medida hará poca mella en los precios.
El Departamento de Energía dijo que dejará de comprar 13 millones de barriles de crudo que tenía previsto enviar en la segunda mitad del año a las cavernas salinas del golfo de México donde Estados Unidos mantiene su Reserva Estratégica.
Eso significa que entre julio y diciembre el Gobierno se abstendrá de adquirir 76 mil barriles por día. Las compras hasta julio se mantendrán, pues los contratos ya están suscritos.
El viernes también el ministro de petróleo de Arabia Saudí, Ali Al Naimi, dijo en una rueda de prensa en Riad que su país aumentó su producción en 300 mil barriles por día la semana pasada en respuesta a las demandas de sus consumidores.
Rechazó, sin embargo, la petición realizada por el presidente George W. Bush de incrementar aún más el bombeo.
Ambos anuncios llegaron el día en el que el crudo tocó de nuevo su récord al cotizar a cerca de $128 por barril en el mercado de Nueva York, antes de retroceder hasta algo más de $126 a media tarde.
Las declaraciones de Washington y Riad moderaron la subida, pero aún así el valor del barril superaba en más de dos dólares su precio del jueves.
Impulsó el repunte la revisión de las previsiones del valor del oro negro por parte del banco de inversión Goldman Sachs, que ahora cree que, durante la segunda mitad del año, será en media $141 por barril, en lugar de su anterior cálculo de $107.
El comportamiento de los mercados parece justificar la postura inicial de la Casa Blanca, que se había opuesto a la suspensión de las compras para la Reserva Estratégica con el argumento de que haría poca mella en los precios, pues se trata de volúmenes muy pequeños en relación al suministro mundial.
El Gobierno de Estados Unidos ha claudicado a regañadientes ante los congresistas, que escuchan el clamor de los votantes en un año electoral por el dolor que sienten cada vez que llenan el tanque de combustible.
El precio del galón de gasolina (3,8 litros) se colocó en $3,78 en media en Estados Unidos, donde la mayoría de la población depende del automóvil para ir al trabajo o al supermercado.
La escalada de su valor ha mermado la confianza de los consumidores, que ha caído a su nivel más bajo desde 1980, según informó el viernes la Universidad de Michigan.
El Congreso respondió el martes a las quejas de los estadounidenses al aprobar el proyecto de ley que obliga a detener las adquisiciones para la Reserva Estratégica hasta que el precio del petróleo se mantenga como máximo en $75 por barril durante tres meses.
El Senado lo ratificó por 97 votos a favor y uno en contra, mientras que en la Cámara Baja el margen fue de 385 votos contra 25.
Ver comentarios