Logo La República

Jueves, 17 de octubre de 2019



COLUMNISTAS


Viene la Navidad

Carlos Denton [email protected] | Miércoles 10 octubre, 2018


Viene la Navidad

¡Faltan 76 días para que llegue la Navidad! En ese lapso la esperanza de todos debería ser que las grandes divisiones que se han revelado en la sociedad costarricense se sanen por lo menos parcialmente; para lograr ese objetivo será imperativo que todos entendamos que la vía hacia adelante no es aplastando a los que no comparten los principios de uno. Es la época de abrazar a los demás y de ver cómo podemos todos mejorar al país. La Navidad es el portal de la paz y la ausencia de acrimonia, choteo y agresión física y verbal. Si algo se necesita entre los habitantes es bálsamo para el alma y esto solo se consigue administrándolo uno al otro.

Muy pronto los patronos, del sector productivo y del público, estarán pagando los aguinaldos a sus colaboradores. Algunos ya lo tienen gastado y más todavía. Otros, quizás preocupados, pasarán todo a dólares y lo invertirán en bonos en el exterior. El comercio recibirá lo que se gaste de ese décimo tercer mes con gratitud porque entienden sus dueños que la economía está herida.

Urgentemente se requiere una entrada de inversiones extranjeras y de nuevas empresas que puedan producir empleos. Hay muchos costarricenses que estarán pidiendo al Niño un buen trabajo remunerado en el año venidero. Lo que está claro es que el sector gubernamental no puede “crear” empleos para los que los requieren.

En los dos meses y medio que faltan para el 25 de diciembre los medios tradicionales estarán buscando las compras de publicidad que siempre han aparecido por esta época. Sin excepción han estado muy mal económicamente este año y especialmente durante el conflicto entre los trabajadores del Estado y el pueblo. Los medios presentarán como noticia el “Viernes Negro” con su fuerte componente de compras en línea y por el otro lado buscarán de los comercios locales anuncios de sus ofertas; sus directores no entenderán el conflicto entre el contenido que divulgan y las necesidades de sus clientes publicitarios.

Los que más fueron impactados negativamente por el conflicto de septiembre y parte de octubre fueron los más susceptibles, los educandos menores de edad, y se supone que al final de cuentas la celebración de la Navidad es de especial importancia para ellos. Sería bonito si los educadores que no dieron sus lecciones por un periodo extendido de tiempo ahora realmente se abocaran a ayudar a sus cargos a completar el año escolar y entrar al grado próximo con todos los prerrequisitos que eso implica.

Este año habrá miles de extranjeros refugiados en el país, precisamente porque aquí hay oportunidad; aunque los empleos son escasos actualmente por lo menos no reina el terror gubernamental como en otras naciones. Como parte de la curación de heridas y el esfuerzo de minimizar las divisiones un gesto bonito sería la recolección de juguetes no solamente para los niños pobres nacionales sino para los que han llegado al territorio con padres incapaces de comprarles regalos este año. ¡Felicidades!






© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.