Enviar
Venezuela enfrenta plan de racionamiento eléctrico
Suministros se interrumpen en medio de polémica por devaluación.

La devaluación de la moneda venezolana, con su doble paridad, sigue suscitando debates y críticas en el país, donde entró en vigor ayer un plan de racionamiento eléctrico ante la crisis que afecta al quinto productor mundial de petróleo.
En medio de la polémica devaluación, los responsables de la corporación eléctrica venezolana informaron ayer en diversos estados venezolanos de los cortes de suministros que se implementan a partir de este martes, como lo anunció la pasada noche el ministro del sector, Ángel Rodríguez.
El ministro dijo que si no se aplican esas medidas el descenso en los niveles del embalse del Guri, del que depende un 70% del suministro eléctrico de Venezuela, conduciría al país a una situación "crítica" a finales de febrero, e indicó que con el ahorro de energía se podrá superar el período de sequía, que se prevé de cinco meses.
Las medidas de corte de suministro de hasta cuatro horas afectan a partir de ayer a estados como el Zulia ((noroeste) y se aplicarán desde hoy en Caracas, por sectores.
El nuevo plan se implementa al día siguiente de la devaluación del bolívar, una medida que, según la oposición venezolana, es una de las consecuencias de la actitud "irresponsable e incapaz" del Gobierno de Hugo Chávez.
Este lunes entró en vigor el nuevo sistema de cambio dual controlado con tasas de 2,6 y 4,3 bolívares por dólar, en medio de una persistente incertidumbre sobre los efectos de la medida.
La Mesa de Unidad Democrática, que aglutina a 11 partidos opositores, expresó nuevamente ayer su rechazo a la nueva paridad doble de la moneda y convocó a una marcha cívica en Caracas para el 23 de enero en defensa de la democracia y de la unidad de sus filas de cara a los comicios parlamentarios del próximo septiembre.
La marcha opositora convocada en la fecha en la que se conmemorará el 52 aniversario de la caída de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez (1914-2001), partirá de varios puntos de Caracas y finalizará en la barriada popular de Petare (este), precisó en una rueda de prensa el alcalde Mayor de la capital, Antonio Ledezma.
Esta marcha servirá, asimismo, para que la oposición "dé a conocer las fórmulas para (enfrentar) los graves problemas de apagones, crisis de agua y hospitalaria", precisó el alcalde en su comparecencia junto con otros líderes de la oposición.
La oposición venezolana se retiró a última hora de las elecciones parlamentarias de 2005, por lo que la Asamblea Nacional (AN) quedó en manos del oficialismo, si bien en los últimos años han pasado a la oposición una decena de diputados.
Los comicios para renovar al Parlamento unicameral venezolano están programados para el próximo 26 de septiembre.
En la misma rueda de prensa, el secretario general del partido socialdemócrata Acción Democrática (AD), Henry Ramos, criticó con dureza al Gobierno de Chávez, al que acusó de "irresponsable y ladrón" por sumir al país en una crisis social y económica.
Desde que Chávez anunció la devaluación el pasado viernes, se han sucedido las críticas de la oposición, que acusa al Gobierno de beneficiarse de ese sistema en año electoral, y de analistas que auguran más inflación en un país que cerró el año 2009 con un índice de 25,1 por ciento, uno de los más altos del mundo.
El presidente venezolano, Hugo Chávez, en el poder desde 1999, registró en 2009 una "tendencia negativa" en su índice de popularidad debido a la crisis económica, dijo a Efe el analista Luis Vicente León, director de la encuestadora Datanálisis.
El pasado año, "llegó a tener un 47%, señaló León, quien agregó que en noviembre repuntó la popularidad del presidente aunque no alcanzó "los picos" de otros tiempos.
A finales de año, debido a los "problemas eléctrico y financiero, se genera una percepción económica negativa", por lo que volvió a caer la popularidad de Chávez "no muy por debajo de 50%", dijo el analista. "El país está dividido en dos partes", destacó.
El director de Datanálisis también subrayó que "el impacto de la devaluación" aún debe ser medido, dado lo reciente de la decisión, pero la misma traerá apareada otras medidas como el "incremento del gasto público" lo que podría atenuar el rechazo.
La oposición cuenta ahora con "un campo electoral fértil para cultivar, pero no vemos un proceso de capitalización" del descontento frente al Gobierno, consideró.
La falta de precisiones sobre la devaluación, luego de la entrada en vigor ayer del nuevo sistema de cambio dual controlado, ha sembrado incertidumbre en áreas de la vida económica venezolana.
Un casa de cambio, con oficina en el aeropuerto internacional de Maiquetía, modificó dos veces sus paridades en las últimas 24 horas.
A principio de la tarde del martes aparecían en la página web de esa casa de cambio unas cotizaciones de 4,3 para la compra de dólares y 2,6 para la venta, mientras la cotización del euro estaba a un precio inferior a la compra de la divisa estadounidense. Caracas / EFE
Ver comentarios