Enviar
Venezuela reabre embajada en Colombia

Embajador colombiano regresa a Caracas y dice tras “tempestad viene la calma”


Caracas y Bogotá
EFE

El personal diplomático asignado a la Embajada venezolana en Colombia partió ayer a Bogotá para reanudar sus actividades tras la crisis que conllevó la semana pasada al cierre de esa legación, confirmaron a Efe fuentes oficiales.
El grupo de once diplomáticos venezolanos viajó ayer a la capital colombiana encabezados por el encargado de negocios, Gregorio Flores, precisaron las fuentes del Ministerio de Relaciones Exteriores.
Nicolás Maduro, canciller venezolano, dijo que en las próximas semanas se designará un nuevo embajador en Colombia en sustitución de Pável Rondón, que fue llamado a consultas por Caracas en noviembre pasado y no ha regresado a la embajada desde entonces.
Maduro precisó que el domingo envió una nota diplomática al Gobierno del presidente colombiano, Álvaro Uribe, en la que se le informaba que ayer regresaría todo el personal acreditado en ese país, según la estatal Agencia Bolivariana de Noticias (ABN).
Hugo Chávez, presidente venezolano, ordenó el 2 de marzo el cierre de la Embajada de Venezuela en Bogotá y el regreso inmediato de su personal, en rechazo a la “violación del territorio” de Ecuador en una operación militar colombiana en la que fueron abatidos el “número dos” de las FARC, alias “Raúl Reyes”, y al menos una veintena más de presuntos miembros del grupo armado.
Por su parte el embajador de Colombia en Venezuela, Fernando Marín, expulsado por el Gobierno del presidente Hugo Chávez la semana pasada, regresa mañana a Caracas “con mucho entusiasmo”, tras quedar zanjadas en la Cumbre del Grupo de Río las diferencias diplomáticas entre ambos países, dijo ayer a Efe el diplomático.
Marín confió a Efe que el comercio entre Colombia y Venezuela este año, “al menos, se mantendrá igual” que en 2007, cuando alcanzó los $5.210 millones.
Agregó que este año “hay unos elementos muy particulares en la economía colombiana y en la venezolana que podrían variar algunas metas, y a ello se suma la tendencia de la economía del mundo”, y por tanto prefiere no fijar cifras, pero insistió en que confía en que el 2008 sea similar al año pasado.
Explicó que este año las restricciones a las importaciones venezolanas de autos y partes de autos desde Colombia lo obligan a no anticipar cifras sobre perspectivas económicas.
Ver comentarios