Enviar
Viernes 30 Enero, 2015

Los bancos estatales, han ido perdiendo ese concepto de desarrollo con el que fueron creados


Utilidades e incentivos en bancos estatales

Se han estado dando a conocer en diferentes medios las utilidades netas de los bancos estatales, el Banco Nacional en 2013 con ¢25.158 mil millones y en 2014, ¢39.633 mil millones, lo que representa un incremento del 58%.
El Banco de Costa Rica, disminuyó sus utilidades de 2013 a 2014 en un 18%, pasando de ¢29.215 mil millones a ¢24.079 mil millones.
Por otro lado la situación del Banco Crédito Agrícola de Cartago es complicada, ya que sus utilidades disminuyeron sustancialmente en un 59%. En 2013 fue de ¢2.631 millones y en 2014 de ¢1.076 millones. Ante esta situación, se debe realizar un análisis desde el punto de vista administrativo y financiero, replantear sus objetivos, su visión, planificación, nuevos negocios y alianzas estrategias, entre otras.
Por otra parte, la Contraloría General de la República, informa a la ciudadanía los premios por productividad que distribuyen los bancos estatales entre el personal, que rondan el 23% de las utilidades netas. Entre 2006 y 2012, se repartieron ¢99 mil millones entre los 12 mil empleados bancarios.
El Banco Nacional distribuyó entre los años 2006-2012, la suma de ¢2.283 millones entre 19 empleados de alto nivel, cantidad que supera en ¢1.073 millones las utilidades del Banco de Crédito Agrícola del año pasado. Sus representantes alegan que con esta medida se busca, “mayor eficiencia y motivación del personal”.
De acuerdo con estas cifras, es de suponer que a los empleados bancarios les interesa principalmente el crecimiento en las utilidades ya que cuanto mayores sean, así será su incentivo. Ante esta situación, los costos promedio de operación de la banca estatal, posiblemente superan a la banca privada en más de un 10%.
Los bancos estatales han ido perdiendo ese concepto de desarrollo con el que fueron creados. Nuestro país sigue manteniendo una pobreza alrededor del 20%, situación que prevalece estable en los últimas dos décadas, con un desempleo del 8,5% y alrededor de 335 mil personas en extrema pobreza.
Sin embargo, los bancos públicos tienen un difícil acceso al crédito para la gran mayoría de mipymes y solo destinan el 8,6 del total del crédito bancario.
El Gobierno debe incentivar la producción nacional y la generación de empleo con la creación y fortalecimiento de mipymes; ya que las mismas representan el 30% del PIB y generan el 50% del empleo privado. Además representan el 95% del parque empresarial y el 80% del total de empresas exportadoras también pertenecen a este sector.
Las utilidades son importantes en toda organización, pero deben ser reguladas y aprovechadas dentro de las políticas para el desarrollo económico, político y social de nuestro país.
Queremos una Costa Rica más justa y solidaria, contamos con todos los elementos para lograrlo, pero debemos tomar decisiones trascendentales.
“Es dinero de todos y para todos los costarricenses”.

José Francisco Bolaños Arquín

Administrador de negocios

[email protected]