Enviar
Avanza trámite para convocar a una consulta popular
Uribe se aferra al silencio sobre reelección
Encuestas indican que la mayoría de los colombianos quiere que el presidente se presente para un nuevo periodo

Bogotá
EFE

Mientras Álvaro Uribe, presidente colombiano, se resiste aún a confirmar si quiere seguir en el poder después de finalizar su actual mandato, una encuesta indicó el viernes que casi seis de cada diez colombianos quieren una nueva reelección.
El 59,1% de los entrevistados por la empresa Yanhaas para la emisora bogotana RCN aseguró que votará a Uribe en el caso de que el jefe del Estado pueda concurrir a los comicios de 2010, lo que depende de una enmienda constitucional por la vía del referendo.
La encuesta es la primera desde el que el pasado martes, el Senado, sin la presencia de los partidos opositores a Uribe, aprobó por 62 votos a favor y cinco en contra un proyecto de referéndum para que la ciudadanía se pronuncie sobre la conveniencia de que se permitan dos reelecciones presidenciales consecutivas.
La reforma es promovida por el Partido Social de Unidad Nacional (Partido de la U), creado para la primera reelección del presidente, que tuvo lugar en 2006 y para la que fue necesaria también una enmienda constitucional.
Sin embargo, la convocatoria del referendo está pendiente de varios pasos, empezando por la conciliación de los textos aprobados por el Senado y la Cámara de Representantes y concluyendo con la revisión de legalidad de la iniciativa por parte de la Corte Constitucional.
Los textos de ambas cámaras son distintos, pues en el de los representantes se establece que esa segunda reelección sería en 2014, es decir dejando pasar una elección presidencial, y el de los senadores está dirigido a la reelección en 2010.
“Frente a la reelección, tengo una encrucijada en el alma”, afirmó Uribe este jueves durante un foro organizado en Bogotá por la revista británica The Economist.
El gobernante, de 56 años y disidente del Partido Liberal Colombiano (PLC), explicó que la ve “inconveniente por esto: por perpetuar al Presidente, porque el país tiene muchos buenos líderes”.
“En lo personal no quisiera la amargura de que las nuevas generaciones me vean como alguien apegado al poder”, admitió.
Más tarde, tras recibir en la sede de la Cancillería colombiana la Medalla del Decano de la Universidad estadounidense de Wharton, señaló, sin embargo, que le preocupa “mucho lo que pueda pasar” con las políticas que su Gobierno ha adoptado, como la de “seguridad democrática” para enfrentar a los grupos armados.
“Tengo una responsabilidad con los colombianos”, dijo.
Las expresiones de Uribe no sorprendieron a sus opositores, que justamente se habían reunido el jueves en Bogotá para avanzar, por iniciativa del izquierdista Polo Democrático Alternativo (PDA), en un proyecto de “frente común” contra la posibilidad de reelección del gobernante.
Entre otros, a la cita concurrieron el presidente del PDA, Carlos Gaviria Díaz, y el director único del Partido Liberal Colombiano (PLC), César Gaviria Trujillo, ex presidente (1990-1994) y ex secretario general de la OEA (1994-2004).
Gaviria Díaz consideró en declaraciones a una emisora que Uribe, al decir que continuar en el poder es inconveniente, recoge un “clamor bastante generalizado” en los ámbitos nacional e internacional y al que no puede ser sordo.
Sin embargo, “él mismo no confía en ninguno de los líderes políticos que lo han apoyado”, agregó Gaviria Díaz, que mencionó entre ellos a Juan Manuel Santos, ministro saliente de Defensa.
Santos, que en 2005 lideró el proyecto de reelección de Uribe con el Partido de la U, acaba de renunciar al cargo de ministro para aspirar a la Presidencia en 2010 si el actual gobernante no puede o decide no buscar la continuidad en el poder.
“Uribe va a postularse nuevamente para una segunda reelección”, pronosticó Gaviria Díaz, ex senador y ex magistrado que en 2006 fue el principal contendiente electoral del el viernes presidente.
Ver comentarios