Enviar

La tarea que debería estarse realizando es la de demostrar la eficiencia del Estado para que los costarricenses no vean con malos ojos la idea de más impuestos para hacerles frente a los gastos

Urge eficiencia en la gestión pública

A pesar de que los dueños de vehículos pagan continuamente por arreglos debido a los desperfectos producidos por caer en los huecos de todo tamaño y profundidad que pueblan las calles, al llegar diciembre nadie les reconoce esos montos a la hora de cancelar los derechos de circulación.
Esta es una realidad que se vive a causa de la ineficiencia de la institución encargada de dar mantenimiento a las vías con los dineros que para esos fines recauda.
Los arreglos de mantenimiento se detuvieron porque el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), del Ministerio de Obras Públicas y Transportes, no renovó a tiempo y en forma correcta los 22 contratos para la realización de los trabajos.
Se cometieron errores en la tramitación y esto obligó a la Contraloría General de la República a echar marcha atrás al proceso para que sea bien realizado.
Lo que no tendrá marcha atrás ya son los gastos en que incurren los propietarios de vehículos a causa de los daños que les ocasiona el mal estado de las calles.
Este y todos los otros malos manejos en la gestión pública es algo que debe terminar. El actual gobierno ha heredado del anterior la difícil tarea de obtener más fondos públicos para poder hacerles frente a los servicios que se deben brindar. El gobierno pasado utilizó fondos acumulados durante la administración Pacheco, pero ahora es necesario volver a encontrar recursos frescos. Se debe mejorar en gran medida la recaudación.
La tarea que debería estarse realizando es la de demostrar la eficiencia del Estado para que los costarricenses no vean con malos ojos la idea de más impuestos.
No obstante, lo que vemos son retrasos injustificados en muchas áreas debido a que las cosas no se hacen bien y rápido. La ciudadanía no asume la posición que debería tener, de comprensión ante el aumento del gasto público, porque no tiene evidencias claras de eficiencia en el uso de los recursos.
Se impone tomar medidas en ese sentido. Debe hacerse un estudio de la asertividad y eficiencia de cada funcionario y para esto no se necesita incurrir en más gastos. Bastará con que cada jerarca y cada colaborador de puestos medios cumpla con su función que no es solo la de dirigir sino también la de fiscalizar. Esperemos que la firma del convenio Costa Rica-Corea para el Gobierno Digital sea un gran paso en ese sentido.
Ver comentarios