Enviar

Empresas se funden con otras para integrar agrupaciones de mayor poder económico, pero también para aunar conocimientos y experiencias

Uniones provechosas

Es alentadora la noticia que nos cuenta este medio ayer, de que seis empresas nacionales dedicadas a las tecnologías de la información decidieron unirse en un consorcio para brindar servicios que antes no podían ofrecer, cada una por separado.
La unión les ha permitido posicionarse y competir en proyectos de mayor envergadura en el mercado nacional y aspirar a la internacionalización.
Este consorcio, que generó una importante sinergia de las fortalezas y experiencias de cada uno de sus miembros, se logró el año pasado con el apoyo de la Promotora de Comercio Exterior y de la Cámara de Tecnologías de Información y Comunicación, pero muy especialmente por el interés de las seis empresas.
Se ha percibido bastante al costarricense como más dispuesto a los esfuerzos y logros individuales que a los de grupo pero, como bien lo dice la nota publicada “la unión hace la fuerza” y en la actual coyuntura esto pareciera más importante aún.
Lo vemos en la práctica. Grandes empresas se funden con otras para integrar agrupaciones de mayor poder económico, pero también para aunar conocimientos y experiencias.
En algunos casos esto puede llegar a extremos negativos cuando la práctica se acerca al monopolio, mientras que resulta muy positivo cuando, como en el caso mencionado más arriba, un grupo de empresas pequeñas se unen para integrar un consorcio y hacer lo que probablemente nunca hubieran logrado por separado.
En Costa Rica existen muchas micro y pequeñas empresas dedicadas a servicios semejantes o complementarios que bien podrían consolidarse y expandirse mediante una unión que las beneficie a todas.
Los recursos de capital, tecnológicos, humano capacitado, infraestructura u otros que muchas veces faltan en una empresa pueden complementarse con los existentes en otras y las ricas experiencias individuales pueden alimentar a un nuevo consorcio, producto de su unión.
Iniciativas de este tipo pueden y deberían estimularse desde las instituciones correspondientes. Una vez formados estos consorcios son más factibles las ayudas para su crecimiento y para darlos a conocer en el exterior, así como para que ellos mismos puedan financiar su asistencia a ferias internacionales.
Ver comentarios