Enviar
Unión aduanera lía negociación del istmo con UE

Se ha unificado el 96% de los aranceles y el 4% restante corresponde a “productos sensibles”, como azúcar, café y lácteos

Guatemala
EFE

Los jefes de la diplomacia de Centroamérica perfilan el documento de integración aduanera que firmarán hoy, miércoles, los presidentes centroamericanos y dará impulso al acuerdo de libre comercio y cooperación con la Unión Europea (UE).
También están reunidos en Guatemala los ministros de Economía y Comercio del área, responsables de afinar los detalles de la unificación arancelaria en la que se trabaja, paso previo para cumplir con el libre tránsito de bienes, el arancel externo común y el régimen fiscal único que pide la UE para negociar con la región.
La Cancillería de Guatemala, país anfitrión que ostenta la presidencia temporal del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), que convoca la cumbre, señaló que se ha unificado el 96% de los aranceles y que el 4% restante corresponde a “productos sensibles”, como azúcar, café y lácteos, que no deben ser un obstáculo para continuar los tratos con la UE.
Las reuniones de ayer, sectoriales primero, y una última común, todas a puerta cerrada, deben concluir con el llamado Marco Jurídico de la Unión Aduanera, complemento del Protocolo del Tratado General de Integración Económica (Protocolo de Guatemala), firmado en 1993 por los seis países del área.
Ese documento ha dado paso a la integración en el grupo CA-4, al que pertenecen Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua, que ya han avanzado en el marco jurídico de integración.
Costa Rica, que sólo ha aprobado “a nivel de ministros” la ratificación del Protocolo de Guatemala, llega a esta capital con la declarada intención del presidente Oscar Arias de dar el siguiente paso en la integración plena.
Sólo Panamá, que no cuenta con la ratificación legislativa del Protocolo de Guatemala, no se ha comprometido con el acuerdo, pero, según miembros del equipo negociador, “se evalúa al más alto nivel”.
Centroamérica cuenta, además, con el Protocolo de Tegucigalpa, firmado en 1991 por los seis países del área para dar forma al SICA, y “renovar la dinámica” declarada en el Tratado General de Integración Económica de Centroamérica, que data de diciembre de 1960.
Sobre este largo y antiguo proceso de integración, la representante de la UE para la región, Francesca Mosca, explicó a EFE, en Guatemala, que “nosotros identificamos una intención y la hemos apoyado política y económicamente”.
Mosca resaltó que “ésta no es la agenda de la Unión Europea, es la agenda de los países centroamericanos que han declarado su voluntad política de aunar esfuerzos económicos y comerciales durante los últimos treinta años”.
La diplomática europea enfatizó que “la UE no impone la integración a Centroamérica, la respalda y la aplaude, pero espera el cumplimiento de sus propios compromisos”.
Durante la cumbre convocada para hoy, a la que han confirmado asistencia los seis presidentes del área, Guatemala presentará una propuesta para establecer un “plan de trabajo” administrativo, técnico y financiero para “agilizar” la unificación arancelaria necesaria.
Ver comentarios