Carlos Denton

Carlos Denton

Enviar
Miércoles 25 Julio, 2018

¿Una Gestapo tica?

Pregunté a un amigo, que recientemente me visitó, cómo le iba ahora que trabaja tiempo completo como operador de un auto inscrito con Uber. Respondió “¡tengo miedo!” Creí que me iba a citar la criminalidad en la calle, especialmente fuerte en ciertos barrios, o las amenazas y violencia de los taxistas rojos. Pero me quedé con escalofríos cuando me contó del trato de los policías de Tránsito.

Por orden del Presidente de la República están redoblando sus esfuerzos de identificar a los operadores de Uber y de sacarlos de la calle. Los policías, cuando al fin llegan a los tribunales acusados de abuso de autoridad, contestarán igual como lo hicieron los miembros de la Gestapo alemana al final de la Segunda Guerra Mundial: “Solo estaba obedeciendo órdenes.”

Según mi amigo, ahora cuando un policía de Tránsito identifica un auto que cree que es de Uber lo para y pregunta al chofer si está trabajando a través de la app. Si lo niega, pregunta al pasajero. Ya hay casos reportados donde sacan a los que viajan en el auto y los separan y un policía interroga al chofer y otro interroga a los pasajeros. La pregunta obvia es si el chofer conoce el nombre de los pasajeros y si ellos conocen el nombre del chofer. Si no se conocen, va la lógica, entonces no son amigos y probablemente son de Uber. Si decide que es de Uber el Tránsito entonces confisca el vehículo.

Lo malo es que ya supuestamente hay casos de personas que no son de Uber que pasaron por la interrogación y que no se les creyó y su vehículo fue confiscado. A los que no fueron de Uber y que tuvieron su auto confiscado les recomiendo demandar penalmente al jefe de la Policía de Tránsito, así como a los oficiales que cometieron el error. Y civilmente sacar hasta el último centavo de un gobierno abusivo.

Estamos en Costa Rica, y no queremos policía con botas negras y portando fusta. No queremos ser interrogados en la calle por una autoridad operando ilegalmente; Uber no es ilegal.

¿Y qué tal los taxis? Señores, les recuerdo cuando fui cliente, viviendo en San Pedro, de una compañía que se llamaba Radio Taxi. Esta empresa tenía carros muy bien mantenidos y limpios, choferes corteses y, aparte de responder rápidamente a las llamadas para un traslado, ofrecían otros servicios. Por ejemplo, se podía telefonear y pedir una llamada de despertar para el día siguiente. Si necesitaba que le llevaran alguna medicina a las 3 de la mañana, una comida de la Soda Palace u otro emporio, o que recogiera los chiquitos de visita en otra casa lo hacían. No sé si existe Radio Taxi, pero de todos es conocido que los rojos no dan los servicios descritos; Uber sí los ofrece. Hay 22 mil operarios de Uber que están atendiendo a cientos de miles en todo el país. Convencieron al Gobierno los taxistas de poner a la policía a actuar como Gestapo. ¡Ya no más por favor!

[email protected]