Enviar
Miércoles 24 Septiembre, 2008

Una aclaración necesaria


Acepté participar en el Gobierno por dos razones principales. En primer lugar, tenía la oportunidad de trabajar para Costa Rica, desde una posición estratégica, y así poder llevar adelante ideales que me han acompañado a lo largo de mi vida. Por otro lado, podía colaborar con don Oscar y don Rodrigo, con quienes me une una amistad, cariño y lealtad de muchos años.
El proyecto político que el presidente Arias le presentó al país, es tan valioso, que bien vale la pena dedicar una parte de mi vida a este esfuerzo nacional.
Yo no puedo referirme a asuntos de política electoral nacional. Eso lo tengo claro y he sido respetuoso del mandato.
A raíz de una rápida conversación que sostuve con el periodista don Wilmer Murillo, el pasado jueves 18 de setiembre, después de la conferencia de prensa mensual para dar cuentas sobre la marcha de la Hacienda Pública, se generó una información sobre una eventual candidatura mía. Comentamos que personas y sectores, me habían solicitado considerar esa posibilidad y que a ellas les había aceptado reflexionar sobre el tema. Posiblemente esto dio paso a la interpretación.
Las personas son muy generosas; quizás lo que están expresando es un reconocimiento al trabajo realizado y a los resultados obtenidos. A todos ellos, mi eterno agradecimiento. Pero una decisión de esta magnitud no se improvisa; requiere mucha reflexión por las implicaciones que tiene.
Sigo concentrado en el manejo de la política hacendaria del país. Es mi deber. Me preocupa muchísimo lo que está ocurriendo en la economía internacional y los posibles efectos en nuestra población. En especial, los impactos en los sectores más débiles. Esta es mi prioridad.
Como el Partido Acción Ciudadana ha interpuesto en mi contra una acusación ante el Tribunal Supremo de Elecciones, creo que debemos dar tiempo a que el honorable Tribunal analice el caso y lo resuelva en medio de la mayor tranquilidad que las circunstancias ameritan. Adelanto que como ciudadano respetuoso de la institucionalidad, acataré con total humildad la resolución que el Tribunal emita. En consecuencia, esta es la única declaración que haré sobre este tema.


Guillermo Zúñiga Chaves
Ministro de Hacienda