Enviar
Aún existe expectativa de quiénes serían las tres personas que dejen el cautiverio
Todo listo para liberación de rehenes

• Emisarios presidenciales de Brasil, Argentina, Bolivia, Cuba, Ecuador, Francia y Suiza estarán presentes para garantizar la “seguridad y transparencia” de la operación humanitaria

Santo Domingo, Venezuela
EFE

La operación de rescate de los tres rehenes cuya entrega anunció la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) comenzó ayer con el envío a Colombia de dos helicópteros que despegaron del aeropuerto de Santo Domingo, en el estado venezolano de Táchira.
“Arrancó la operación con estos dos helicópteros (...) pudiéramos decir que esta es una primera fase, la de aproximación al objetivo. La segunda fase es el rescate” de los tres secuestrados por la FARC, declaró el presidente venezolano, Hugo Chávez, tras el despegue de las aeronaves.
Los dos helicópteros de rescate venezolanos, con distintivos de la Cruz Roja Internacional, partieron sin los emisarios presidenciales de seis países requeridos por Caracas para garantizar la “seguridad y transparencia” de la operación humanitaria.
“Ojalá mañana podamos completar la operación” y activar la fase de búsqueda, en la selva colombiana, de los tres rehenes cuya liberación anunciaron las FARC la semana pasada, dijo Chávez.
Has
ta el momento se desconoce cuáles serían los tres rehenes de los cuatro nombres más sonados que serían liberados el sábado.
Hay versiones que serían la ex candidata a la vicepresidencia colombiana Clara Rojas, su hijo Emmanuel, nacido en cautiverio, la ex congresista Consuelo González de Perdomo.
Mientras tanto se habla que la ex candidata a la presidencial Ingrid Bentacourt sería liberada en vez de González.
Hugo Chávez, con uniforme militar, despidió el viernes las dos aeronaves, de fabricación rusa, en la Base Aérea Mayor Buenaventura Vivas Guerrero de ese aeropuerto situado cerca de la frontera con Colombia, des
de donde despegaron con destino a la ciudad colombiana de Villavicencio, a unos 500 kilómetros.
Poco después, en declaraciones a la prensa, el presidente venezolano señaló que los dos helicópteros ya estaban en territorio colombiano en esta primera fase de la operación que ha sido bautizada por Caracas como “Operación Emmanuel”, nombre del hijo de Clara Rojas.
Chávez indicó que el grupo guerrillero aún no ha precisado las “coordenadas” del lugar donde los helicópteros recogerán a los tres rehenes porque, según dijo, hay dificultades con las “comunicaciones”.
Subrayó asimismo que cuando se sepan esas “coordenadas”, los emisarios de Brasil, Argentina, Bolivia, Cuba, Ecuador, Francia y Suiza, viajarán a Villavicencio para ir en busca de los rehenes.
Junto a los delegados internacionales también viajarán el coordinador de la operación humanitaria, el ex ministro venezolano del Interior Ramón Rodríguez Chacín y el alto comisionado para la Paz, Luis Carlos Restrepo, en representación de Colombia.
Al acto de partida de los helicópteros asistieron los emisarios de los diversos países, entre ellos el ex presidente argentino Néstor Kirchner y el asesor presidencial brasileño Marco Aurelio García, además de los embajadores en Venezuela de Francia y Cuba, Hadelín de la Tour du Pin y Germán Sánchez, respectivamente.
Asimismo, estuvieron presentes la senadora colombiana Piedad Córdoba, que fue facilitadora del proceso de canje humanitario, y el cineasta estadounidense Oliver Stone, quien se declaró “orgulloso” de participar en la operación y dijo que “mañana” viajará con los demás emisarios a Colombia.
En sus declaraciones a la prensa, Chávez pidió “paciencia” al señalar que “siempre hay imprevistos: mal tiem
po, las cosas que pueden pasar en la selva (...) estamos minimizando riesgos y tenemos una gran fe de que todo va a terminar bien”.
“Tenemos fe en que más pronto que tarde tendremos a estas dos damas y a Emmanuelito libres y felices, ojalá antes de que suenen las doce campanadas del año que se va y del año que viene”, dijo también el presidente venezolano.
Con los tres liberados, los integrantes de la caravana de rescate tienen previsto regresar a Villavicencio y dirigirse hacia Santo Domingo, donde, según se prevé, los esperará Chávez.
“Los retenidos volverán a Santo Domingo sí, claro, (...) ahí pudiera estar yo, no estoy seguro, esperándolos. Los familiares es más importante que estén esperándolos allí, y de allí volarán a Bogotá inmediatamente, sin duda”, sostuvo en anteriores declaraciones.
La entrega de esos tres rehenes fue decidida la semana pasada por las FARC como un gesto de “desagravio” a Chávez, luego de que el gobernante colombiano, Álvaro Uribe, lo cesara el mes pasado como mediador para un canje más numeroso de rehenes por insurgentes presos de ese país.

“Ojalá que hubiese más agravios, para que en el posterior desagravio sean liberadas otras personas”, manifestó recientemente Chávez, con sarcasmo y tras dejar abierta la posibilidad de retomar su papel mediador, lo que aún no ha sido respondido por Uribe.
Este viernes, Chávez insistió en que “si Uribe” le autorizara, iría “dónde esté (el jefe máximo de las FARC, Manuel) Marulanda” y afirmó que sería “capaz de olvidar todo lo que ocurrió” en aparente alusión a la crisis que se desató entre ambos países tras la decisión del presidente colombiano de poner fin a su mediación.
Ver comentarios