Logo La República

Lunes, 10 de diciembre de 2018



INVERSIONISTA


Tiempo para respirar

| Lunes 27 octubre, 2014



Tasas de interés internacionales se mantendrían bajas

Tiempo para respirar

Baja en precio del petróleo sería clave, así como el de otras materias primas

En las últimas semanas, hemos visto la importancia de mantener una posición conservadora en las inversiones, así como en los negocios, al esperar un escenario para 2015 afectado por las tasas de interés mayores.
Sin embargo, en estos días han surgido otros factores, que indican que las presiones financieras sobre la economía nacional sean menores de lo esperado, incluida una fuerte rebaja en el costo del petróleo y otras materias primas, así como poco cambio en las tasas internacionales, dada la expectativa de un nivel bajo de crecimiento europeo.
Por su parte, la economía norteamericana crecería, pero de forma todavía modesta.
En lo que a las materias primas se refiere, el precio del petróleo el viernes pasado quedó en $81,01 el barril, el nivel más bajo desde 2011.
Con muchos factores involucrados en determinar el precio de petróleo, incluidos los conflictos actuales y potenciales, desde Irak hasta Ucrania, no hay certeza de que este se mantenga bajo durante un tiempo.
Sin embargo, un elemento importante tiene que ver con el incremento en la oferta de Estados Unidos, a raíz de la producción del llamado “shale oil”, o sea el combustible de esquisto.
Gracias a las nuevas técnicas, la producción estadounidense de petróleo incrementó a 7,4 millones de barriles diarios en 2013, comparado con 5,3 millones de barriles en 2010, así que la oferta global es bastante mayor que hace algunos años.
En cuanto al precio de las demás materias primas, ha bajado también desde junio pasado el costo del aluminio, cobre, níquel y lata, entre otros.
En lo que a las tasas se refiere, habría menos presión para arriba de lo que se anticipaba, debido en gran parte a la lenta recuperación europea, así como la latinoamericana.
Se trata de un promedio del 1,3% previsto para Europa en 2015, y el 2,2% para América Latina, según el Fondo Monetario Internacional.