Vladimir de la Cruz

Vladimir de la Cruz

Enviar
Miércoles 20 Abril, 2016

 La información costarricense está en Costa Rica, no solo en Panamá


Pizarrón

The Costa Rica Papers (II)

Alrededor de cómo se filtró la información de los llamados “Panama Papers” se han tejido versiones de quién o quiénes facilitaron el acceso a esas bases de datos, y de cómo posiblemente se “hackearon”.
Entre las teorías que he leído está de que participaron las agencias de espionaje tanto de Estados Unidos como de Rusia. Ambas interesadas en disminuir el papel de uno u otro país, o del protagonismo internacional de los presidentes Barack Obama y Vladimir Putin, de conformidad a los intereses geopolíticos que se mueven en el escenario internacional entre ambas potencias y gobernantes.
También la del interés de controlar, no tanto las fortunas de algunos empresarios, magnates, políticos, deportistas y miembros de la farándula internacional, sino de ver cómo se controla el movimiento de dólares que puede estar destinado a financiar organizaciones terroristas, o a terroristas individualizados. Esto debido a las nuevas formas en que estas y estos se manifiestan y actúan, sobre todo con las células y activistas del Estado Islámico que actúan muy “por la libre”, “por propia iniciativa”, por la “inspiración momentánea de actuar” y de sacrificarse o inmolarse.
También para ejercer control del movimiento de dólares que puede provenir del negocio de la venta y tráfico o trasiego de drogas de distinta naturaleza. En este caso más que el trasiego de la droga es que no se pagan los impuestos correspondientes de los volúmenes de dinero que ello podría generar. Dicho de otro modo, si pagaran los narcotraficantes los impuestos correspondientes al volumen del tráfico de la droga que mueven, generando riquezas, probablemente no les molestarían con que distribuyan sus mercancías. ¿Por esto quieren legalizar la droga?
Esto último es el renglón en estos “papeles” que corresponde a buscar el dinero proveniente del narcotráfico, de los negocios ilícitos y de las mal habidas fortunas supermillonarias que se dicen en estos “papeles”.
Me parece que en los “papeles” divulgados no se mencionan de manera precisa partidos políticos, aunque cuando se refieren a políticos, indirectamente salen salpicados los partidos a los que pertenecen. Por ello, en algunos países, estos políticos renuncian a sus cargos de gobierno, o de la esfera pública, para no dañar la imagen de sus organizaciones. Esto, sobre todo, cuando se puede usar parte del erario público para hacer negocios y hasta para evadir el pago de impuestos.
¿Qué es lo que irrita de los “Panama Papers”? Que hay empresarios, políticos, miembros de la farándula y el deporte, que nadan en millones de dólares y en fortunas gigantescas, que evaden o eluden impuestos, y le exigen y piden al resto de la población que paguen impuestos y se sacrifiquen en interés de la sociedad.
Los datos de acumulación de riquezas en América Latina, y en Costa Rica, anda en cifras en que un sector muy pequeñito de la población, que es menor del 5%, concentra cifras superiores al 90% de la riqueza y tributa, proporcionalmente, menos que el 95% de la población. Esto debido a que los sistemas tributarios están basados en impuestos directos que afectan rentas, especialmente derivados de ingresos salariales, pensiones, y propiedad, e indirectos, los que pagan todos los ciudadanos cuando realizan cualquier compra de bienes y productos.
Por eso se presiona en la aprobación de las políticas tributarias de renta mundial y de registro de accionistas, entre otras, con miras a lograr más recaudación.
La información costarricense está en Costa Rica, no solo en Panamá.

Vladimir de la Cruz