Enviar
Ausencia de “El Niño” deja a cuenca atlántica sin escudo contra formación de ciclones
Temporada de huracanes será más activa de lo usual

Expertos pronostican formación de entre seis y nueve huracanes, y hasta 16 tormentas tropicales

Miami
EFE

La cuenca atlántica afrontará una temporada de huracanes “ligeramente más activa” que lo normal en el 2008 debido a la ausencia de la corriente de “El Niño”, que actúa como un escudo contra la formación de ciclones.
Para la temporada en el Atlántico, que comienza el 1 de junio y se prolonga hasta el 30 de noviembre, se ha vaticinado la posible formación de entre seis y nueve huracanes y entre 12 y 16 tormentas tropicales.
“Este año no tenemos El Niño y esto indicaría que tendríamos una temporada cerca de lo normal o ligeramente más activa del promedio”, dijo el viernes a Efe Lixion Avila, meteorólogo del Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos, con sede en Miami.
En una temporada promedio se forman 11 tormentas y seis huracanes, de los cuales dos alcanzan categorías mayores (3, 4
y 5) en la escala de intensidad Saffir-Simpson, que va del 1 al 5.
Según los pronósticos de la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA, por su sigla en inglés), del total de huracanes que se vaticinan, entre dos y cinco tendrían vientos superiores a los 178 kilómetros por hora.
Gran parte de la actividad se espera entre agosto y octubre, el llamado “pico” de la temporada atlántica.
“Hay un 90% de probabilidades de que la temporada esté cerca o por encima de lo normal”, indicó la NOAA.
Avila explicó que históricamente los fenómenos que están más relacionados con la cantidad de huracanes en el Atlántico son “El Niño” y “La Niña”.
“El Niño” inhibe la formación de ciclones en el océano Atlántico, mientras que “La Niña” causa un efecto contrario.
Gerry Bell, uno de los expertos en huracanes de la NOAA, ilustró que si se mantiene la presencia de “La Niña”, fenómeno climático en la zona ecuatorial del Pacífico, aumenta la probabilidad de que la actividad ciclónica sea alta o por encima de lo normal. Otro factor es la “multi-década tropical”, la combinación de las condiciones atmosféricas con el océano que producen un aumento en la actividad ciclónica desde 1995.
Desde que se tiene récord de los huracanes se ha observado que existen décadas en las que hay mucha actividad y en otras es por debajo de lo normal. Esto ocurre cada diez a 20 años.
Entretanto, William Gray, experto de la Universidad de Colorado y conocido en el país como el “Gurú de los huracanes”, pronosticó 15 tormentas y ocho ciclones, de los que cuatro tendrían vientos superiores a los 178 kilómetros por h
ora.
Gray y su equipo de expertos dijeron que existe un 69% de probabilidad de que al menos un huracán de categoría mayor toque tierra en las costas de Estados Unidos.
El vicealmirante Conrad Lautenbacher, subsecretario de Comercio para los Océanos y la Atmósfera de la NOAA, urgió a los residentes de zonas vulnerables a los huracanes a estar preparados para la temporada ciclónica en la cuenca atlántica.
Recomendó a las personas, en especial las que residen en zonas costeras, tener un plan de emergencia que incluya un lugar a dónde acudir con la familia y las mascotas en caso de evacuación, alimentos y agua por 72 horas o más, un botiquín de primeros auxilios y proteger los documentos importantes como pólizas de seguro, entre otras acciones.
En cuanto a la lista de los nombres de las tormentas de 2008, la misma está conformada por “Arthur”, “Bertha”, “Cristobal”, “Dolly”, “Edouard”, “Fay”, “Gustav”, “Hanna”, “Ike”, “Josephine”, “Kyle”, “Laura”, “Marco”, “Nana”, “Omar”, “Paloma”, “Rene”, “Sally”, “Teddy”, “Vicky” y “Wilfred”.
El sistema de nomenclaturas de la Organización Meteorológica Mundial (WMO, por su sigla en inglés) asigna un nombre de mujer y hombre a los sistemas tropicales por cada letra del alfabeto, a excepción de la q,u,x,y,z, de listas que rotan cada seis años.
Ver comentarios