Teléfonos inteligentes alteran ritmo del sueño
Las longitudes de onda de luz, que tienen los celulares, tabletas y computadoras portátiles neutralizan la hormona melatonina inductora del sueño en el cerebro, por lo que alteran las horas para dormir de las personas. Bloomberg/ La República
Enviar

Teléfonos inteligentes alteran ritmo del sueño

Usar un teléfono inteligente, tablet o laptop a la hora de acostarse puede posponer el sueño, según científicos de la Escuela de Medicina de Harvard, que han llegado a la conclusión de que determinadas longitudes de onda de luz neutralizan la hormona melatonina inductora del sueño en el cerebro.
“Nos hemos cambiado biológicamente para dejar de dormirnos más temprano”, dijo Charles A. Czeisler, profesor de medicina del sueño en la Harvard Medical School. “Lo increíble es que seguimos tratando de levantarnos con las gallinas”.


El resultado es menos sueño –y menos tiempo para que el cuerpo se recupere. Tener como rutina menos de 8 horas de sueño compromete la lucidez, el tiempo de reacción, la eficiencia, la productividad y el humor, según la Fundación para la Salud del Sueño de Australia.
Solamente en los Estados Unidos, los ingresos de las clínicas que tratan los trastornos del sueño crecieron 12%  anualmente desde 2008 hasta 2011, llegando a $6 mil  millones, según IBISWorld.
Los conductores soñolientos causan 1.550 víctimas fatales por año en los Estados Unidos, estima el Departamento Nacional de Transporte, y los accidentes ligados al insomnio en el trabajo representan un costo anual de $31 mil  millones, reveló un estudio el año pasado.
El sueño insuficiente se ha vuelto tan frecuente que actualmente se lo considera una epidemia de salud pública, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos.
“El sueño se encuentra en una batalla por nuestro tiempo para la vida laboral, la vida social y la vida familiar”, dijo David Hillman, especialista en sueño en el Sir Charles Gairdner Hospital de Perth, Australia occidental, y presidente de la Fundación para la Salud del Sueño. “Para muchos de nosotros, en esa batalla se posiciona en un mísero cuarto lugar”
Las perturbaciones regulares del sueño están asociadas a dolencias como la obesidad, la diabetes, la cardiopatía y el cáncer, según Hillman.
La Fundación Nacional del Sueño en Arlington, Virginia, encargó un sondeo que abarcó a 1.500 adultos seleccionados al azar en los Estados Unidos, Canadá, México, Alemania, el Reino Unido y Japón con el fin de comprender el entorno de los dormitorios donde dormían y su efecto en el sueño para su primera Encuesta Internacional sobre Dormitorios 2013.
Los resultados, dados a conocer en septiembre, demostraron que más de la mitad de los encuestados en los Estados Unidos, Canadá y el Reino Unido y dos tercios en Japón, utilizaban una computadora, laptop o tablet durante la hora previa a acostarse.
Al menos dos tercios de las personas en todos los países sondados miraban TV durante la hora previa a acostarse. Solamente la mitad dijo que conseguía dormir bien toda la noche durante la semana laboral.
“Es un tema a gran escala, sobre todo cuando hablamos de tecnología”, dijo Sarah Loughran, investigadora en el área del sueño en la Universidad de Wollongong, al sur de Sydney. “No hablamos solamente de los teléfonos móviles –son las iPads, las TV, las laptops. Muchas de estas cosas están en el dormitorio”.
Los fabricantes de teléfonos inteligentes despacharon 724 millones de unidades a nivel mundial el año pasado, en comparación con 151 millones en 2008.

 


Ver comentarios