Foto 1
Las longitudes de onda de luz, que tienen los celulares, tabletas y computadoras portátiles neutralizan la hormona melatonina inductora del sueño en el cerebro, por lo que alteran las horas para dormir de las personas. Bloomberg/ La República
Enviar
Ver comentarios