Enviar
• Nueva ley no protege su información
Sus datos financieros no están seguros
• Hacienda asegura que reforzó los controles para datos confidenciales

A pesar de los robustos protocolos de seguridad y tecnología de punta que resguardan su información en las entidades financieras, sus datos no están 100% seguros. En el momento que alguna autoridad del Gobierno, como el Ministerio de Hacienda, los solicita para hacer una investigación pueden ser filtrados y exponerlo a usted, dado que fuera de los bancos no cuentan con los controles adecuados para mantener la confidencialidad.
Lo anterior fue una de las conclusiones de la mesa redonda “Ley para el Cumplimiento del Estándar de Transparencia Fiscal: últimas orientaciones y nuevas concepciones del secreto bancario”, organizada por la Cámara de Bancos e Instituciones Financieras.
La preocupación se agrava ahora, porque hace poco más de dos semanas empezó a regir la nueva Ley de Transparencia, en la que se agiliza el acceso del fisco a su información bancaria. Antes era más difícil para el Ministerio de Hacienda acceder a su información bancaria, dado que tenía que probar ante un juez penal que se estaba ante fuertes sospechas de evasión de impuestos. Ahora solo se necesita que la persona esté en la lista de auditorías que hará el fisco en ese año para que un juez dé trámite al levantamiento del secreto bancario. Ya no es necesario probar que se podría estar cometiendo un delito.
Con lo anterior se rompe la cadena de seguridad de custodia de su información con que los bancos y otras entidades financieras guardan sus datos y se podrían filtrar fácilmente.
En marzo se publicaron en la prensa las declaraciones de impuestos de Fernando Herrero, cuando era ministro de Hacienda, en esa fuga de información se obtuvo datos de un centenar de contribuyentes más, cuyos nombres no trascendieron.
“La fuga de los datos de Herrero fue un hecho aislado y se está bajo una investigación contra una docena de empleados del fisco” dijo Edgar Ayales, actual jerarca de Hacienda. Pero ningún funcionario ha sido sancionado.
“Hasta la fecha no tenemos conocimiento de que haya una sola persona condenada en tributación por revelar por información de terceros”, dijo Rafael Luna, abogado de AFC, refiriéndose no solo a esa filtración sino a la que fue necesaria para probar casos como el de ICE-Alcatel y Caja-Fischel.
El problema se agrava para las personas porque con la nueva ley, el fisco podría tener más información en su poder y al dejarla descuidada generaría problemas a los dueños de los datos. En un máximo de diez días hábiles podrían tener los costos de sus avalúos de propiedad, créditos y muchos otros datos de sus finanzas.
Pero si se fugan, ataques políticos, adquirir información de empresas y luego competir deslealmente, además de secuestros o extorsión, como los que se viven en México o El Salvador son algunos de los efectos que podría tener que sus datos financieros estén a la vista.
“Nadie está en contra de que la administración tributaria tenga mejores herramientas para ejercer controles, pero esa ley no dice los controles que deben tener ellos al usar la información, ni quien la usa”, explica Alejandro Antillón, abogado del Bufete Pacheco Coto.
¿Qué hacer entonces? Esté informado. En la mesa redonda se explicó que no es ilegal que los bancos les digan a sus clientes cuando el fisco pidió su información. Así que pídale a su banco que tenga ese detalle con usted, es su derecho.
“Nunca es lo mismo tocar la puerta a alguien, que meterse por la ventana de la cocina mientras la persona está ausente”, dijo Luna.



Carolina Acuña
cacuna@larepublica.net
Ver comentarios