Super Bowl impulsa economía
Enviar
Super Bowl impulsa economía

Las alitas de pollo y los televisores de pantalla grande podrían hacer que el gasto relacionado con el Super Bowl supere por primera vez los $10 mil millones este año en la medida que más estadounidenses organizaron fiestas y se reunieron en bares de deportes para alentar a los Packers de Green Bay y los Steelers de Pittsburgh- pero fueron los Packers los triunfadores.
Buffalo Wild Wings Inc., una cadena de restaurantes de Minneapolis, pronostica que vendió unas 6 millones de alitas para el partido por el título de la National Football League el 6 de febrero, un aumento del 9% con respecto al año pasado, dijo la máxima responsable ejecutiva Sally Smith en una entrevista. Las más populares: barbacoa y miel y ajo especiado.

“La comida para llevar es espectacular para nosotros el domingo del Super Bowl, pero vimos más clientes que llegaron a comer”, dijo Smith, quien con la proyección en pantalla grande y los televisores de plasma y cristal líquido que ofrece la cadena atrajo a los clientes. “Estamos viendo una mejora en todo el sector”. La gente “tiene espacio en su presupuesto para alitas y una cerveza”.
Los estadounidenses gastarán este año un promedio de $59,33 en mercaderías, ropa y refrigerios relacionados con el juego, un incremento del 13% con respecto al año pasado, dijo la Federación Nacional Minorista, citando a consumidores encuestados por BIGresearch. Esto lleva el gasto total a una suma estimada de $10.100 millones, la cifra más alta en los ocho años que lleva NRF de Nueva York realizando el sondeo.
Unos 34,9 millones de estadounidenses organizaron su propia fiesta este año, cifra que supera los 31,6 millones del año pasado, dijo NRF con sede en Washington. Alrededor de 61,2 millones asistieron a una fiesta, un aumento con respecto a los 58,8 millones en 2010, según el sondeo.
El gasto estadounidense en consumo se aceleró. Las compras domésticas, que representan un 70% de la economía, subieron 4,4% en el cuarto trimestre, el nivel más alto desde los primeros tres meses de 2006, dijo el Departamento de Comercio la semana pasada.
El Super Bowl, en el Cowboys Stadium de Arlington, Texas, generó desplazamientos desde Pittsburgh y Green Bay en Texas.
Vernon’s Grille, un lugar frecuentado por simpatizantes de los Packers en Addison, Texas, preparó bacalao frito en abundante aceite y asó bratwurst, una salsa alemana, anticipando que las ventas puedan aumentar más del 50%, según Chris Myrick uno de los copropietarios.
Hhgregg Inc., el minorista en electrónica regional estadounidense, bajó los precios de algunos televisores hasta un 25% la semana pasada, incluido un plasma Samsung de 58 pulgadas que se vende a $1.297,72, según Jeff Pearson, un vicepresidente.

Nueva York

Ver comentarios